Tip para dormir en minutos gracias a la respiración que puedes probar hoy mismo

Tip para dormir en minutos gracias a la respiración que puedes probar hoy mismo


En el contexto actual, dormir rápido y bien se ha convertido en todo un lujo. El insomnio se ha convertido en un problema común, pero un sencillo ejercicio de respiración puede cambiar tus noches

Quedarte dormido en unos cuanto minutos es posible gracias a la respiración.

FOTO: SHUTTERSTOCK

 

Dormir bien se ha convertido en todo un lujo. Pandemia, recesión económica, enfermedades extrañas y muchas otras preocupaciones de la vida actual han hecho del insomnio un mal de nuestro tiempo. Pero hay un tip para dormir en minutos gracias a la respiración que se ha utilizado desde hace muchos años y que puede cambiar tus noches, si tu problema es lograr conciliar el sueño.

La respiración es, obviamente, uno de los procesos naturales más importantes del organismo, y aunque todos respiramos para vivir, no todos respiramos igual. El acto de la respiración es uno de esos procesos orgánicos del cuerpo que podemos realizar de manera mecánica, pero que también podemos modificar a voluntad para hacerlo más consciente y más provechoso.

A mediano y largo plazo, los problemas de sueño pueden desencadenar problemas importantes de salud, como diabetes, ansiedad, obesidad, depresión hipertensión y otras condiciones cuyo vínculo con el insomnio ha sido comprobado por la ciencia.

Desde hace cientos de años, las prácticas de meditación y las muchas técnicas de respiración que existen han demostrado su efectividad para contrarrestar problemas como la ansiedad o el estrés y también para lograr el tan ansiado sueño. Los expertos respaldan la eficacia de una sencilla técnica de respiración que puede conducirnos a un sueño de buena calidad.

 

Respiración prolongada para quedarse dormido en minutos

Especialistas en sueño detallaron para Well+Good cómo realizar esta respiración para conciliar el sueño por las noches y tener un sueño reparador.

Primero, acuéstate cómodamente en tu cama como todas las noches. Luego comienza a inhalar dos segundos por la nariz y exhala en cuatro segundos por la boca. Mantén ese ritmo durante unos minutos. Cuando te notes más relajado, extiende el tiempo a inhalaciones de tres segundos contra exhalaciones por la boca de seis segundos. Una vez que te habitúes al ritmo avanza a cinco segundos de inhalación por 10 segundos de exhalación. 

En todo momento mantente pendiente de que tu capacidad pulmonar y de respiración no se vean rebasadas por los tiempos de inhalación y exhalación. Cuando encuentres un ritmo lo suficientemente cómodo y si no te has dormido todavía, puedes continuar con él con inhalaciones y exhalaciones por la nariz, siempre al doble de tiempo, es decir cuatro segundos por ocho, cinco por diez, seis por 12, siete por 14, etcétera.

Este tip de respiración, que es muy utilizado en prácticas de yoga y meditación, te ayudará a aquietar tu mente y a encontrar un ritmo respiratorio que, a su vez, te llevará hacia un sueño profundo y reparador.

Por: Claudia Castro Val

 

Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales 


Publicar un comentario

0 Comentarios