Cáncer testicular: 3 síntomas que no hay que ignorar

Cáncer testicular: 3 síntomas que no hay que ignorar

 

En los últimos años los casos de cáncer testicular se han incrementado en Estados Unidos, principalmente entre varones jóvenes. Si no se trata a tiempo, la enfermedad puede culminar con la extirpación de uno o ambos testículos

El cáncer testicular puede detectarse a tiempo y tratarse con éxito.

FOTO: SHUTTERSTOCK

En Estados Unidos, los varones con un promedio de edad de 33 años deben estar alerta de sus genitales y someterse a exámenes de detección de cáncer testicular, pues contrariamente a lo que se cree, es una enfermedad que afecta principalmente a los hombres jóvenes y no a los viejos. Hay tres síntomas de cáncer testicular que no hay que ignorar con el fin de detectarlo y tratarlo a tiempo, antes de que la extirpación de uno o ambos testículos sea la única manera.

Según la American Cancer Society, durante 2022 serán diagnosticados 9,910 casos nuevos de cáncer de testículo en Estados Unidos y unos 460 hombres morirán por esta causa. Es un padecimiento que ataca principalmente a hombres jóvenes; un 8% de los casos ocurren en varones mayores de 55 años y un 6%, en niños y adolescentes.

Los primeros síntomas del cáncer testicular

Aunque las causas de esta enfermedad no están del todo claras, los expertos advierten de algunas señales tempranas de cáncer testicular que deben atenderse de inmediato, antes de que la enfermedad avance y dañe los genitales masculinos de manera irreversible.

Al igual que ocurre con las mujeres y el cáncer de seno, los hombres jóvenes deben autoexplorarse cotidianamente para encontrar irregularidades como:

– Dolor sordo en el escroto o en uno o ambos testículos.

– Hinchazón o un bulto que no siempre duele.

– Cambios en la textura o la forma normal de uno o ambos testículos.

Si un hombre nota una o más de estas señales, lo mejor es que acuda de inmediato a una revisión médica. La Clínica Mayo especifica otras señales que pueden advertir sobre el cáncer testicular:

– Que la apariencia difiera de un testículo a otro.

– Un aumento en la firmeza de un testículo.

– Acumulación repentina de líquido en el escroto.

– Sensación de pesadez en el escroto.

– Agrandamiento o sensibilidad en los senos.

– Dolor de espalda.

Si se detecta y se trata a tiempo, el cáncer testicular es poco frecuente y es sumamente tratable.

 

Por: Claudia Castro Val


Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales 

Publicar un comentario

0 Comentarios