"APUNTES SOBRE EL CRIMEN DEL ENVENENAMIENTO EN LA LEGISLACIÓN DOMINICANA"

"APUNTES SOBRE EL CRIMEN DEL ENVENENAMIENTO EN LA LEGISLACIÓN DOMINICANA"




Lic. Romeo Trujillo Arias/Abogado.

 

Conforme los términos del artículo 301 del Código Penal Dominicano, el envenenamiento es todo ATENTADO contra la vida de una persona, cometido por medios de sustancias que puedan producir la muerte con más o menos prontitud, sea cual fuere la manera de administrar o emplear esas sustancias, y cualesquiera que sean sus consecuencias.

 

La legislación Dominicana castiga severamente este crimen porque el mismo presupone, por lo general, una premeditación, es decir, un designio formado antes de la acción de atentar contra la vida humana. Casi siempre este crimen conlleva además, una especie de traición, ya que el mismo es cometido regularmente por aquellas personas en la que existe cierto grado de confianza, ya sea porque viven con la víctima o porque hay algún tipo de vínculo de parentesco familiar o cercano.

 

Para la configuración de este crimen se requiere la reunión de los siguientes elementos constitutivos: 1.) El elemento material de atentar contra la vida humana; 2.) El empleo de sustancias que puedan producir la muerte con más o menos prontitud; y 3.) El elemento moral que es la intención o "animus necandi".

 

En cuanto al primer elemento, para que se configure el crimen del envenenamiento, no es necesario que se consuma la muerte de la víctima. Es por ello que, el elemento material del crimen del envenenamiento no es un homicidio "per sé", sino un ATENTADO a la vida humana, cometido por el empleo de sustancias venenosas.

 

En vista de lo anterior, es indiferente que la víctima no sucumba o que el crimen no provoque ninguna enfermedad o malestar, es suficiente con la absorción o ingesta del veneno, sea cual fuere el resultado o sus efectos. Asimismo, es indiferente que después de haber administrado la sustancia tóxica, el agente, experimentado algún tipo de remordimiento, le haya suministrado a la víctima algún tipo de antídoto, auxilio o ayuda.

 

En este último caso, es decir, cuándo el veneno ha sido ingerido, aunque luego reciba ayuda del víctimario, soy de opinión de que resulta inaplicable la figura de la tentativa del artículo 2 del Código Penal, contrario si el veneno no fue ingerido, ya que el citado artículo 301 castiga el ATENTADO, sin importar su resultado.

 

En cuanto al segundo elemento (empleo de sustancias),   debe tratarse de sustancias que puedan producir la muerte con más o menos prontitud. Basta con que el agente vierta el veneno en un jugo, comida, etcétera. Resulta irrelevante si la víctima ingerió o no el tóxico, al igual que su resultado. Lo que sí importa es, que la sustancia pueda producir la muerte con más o menos prontitud.

 

¿Cuáles sustancias constituyen veneno? Ésta es una cuestión de hecho dejada a la apreciación de los jueces del fondo. Sin embargo, la solución no debe ser dada sin recurrirse a un experticia médico-legal, a fin de determinar el grado de toxicidad o químico de la sustancia suministrada y si era capaz o no de producir la muerte, entre otros aspectos.

 

Es importante saber, que sí la dosis resultó insuficiente para producir la muerte, pero causa sin embargo trastornos a la salud, se podría aplicar el artículo 317 del Código Penal Dominicano.

 

En cuanto al tercer elemento, es decir, la intención criminal, resulta evidente que el crimen del envenenamiento supone la intención de dar muerte a la víctima, es decir, que el agente administra la sustancia, sabiendo o consciente que la misma es capaz de producir la muerte de la víctima con más o menos prontitud y deseando ese resultado.

 

Finalmente, por el carácter especial de gravedad que representa el crimen del envenenamiento, el mismo es sancionado con la pena máxima de treinta años (Art. 302 C. P.). Por tanto, a los cómplices les corresponde la inmediatamente inferior a esta pena, que es de 3 a 20 años.

 

Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales 

Publicar un comentario

0 Comentarios