Una nueva parte del cuerpo se escondía en los pulmones; para qué sirve

Una nueva parte del cuerpo se escondía en los pulmones; para qué sirve


A pesar de los grandes avances científicos de los últimos años, falta todavía mucho por saber y explorar en el cuerpo humano. Este descubrimiento que había estado oculto en los pulmones, lo confirma


Los pulmones escondían unas células muy importantes para su adecuado funcionamiento.

FOTO: SHUTTERSTOCK

 

Si alguna vez has observado una imagen de la anatomía de los pulmones, habrás notado una especie de entramado complejo que se extiende por esos valiosos órganos humanos. En esa estructura, científicos estadounidenses encontraron una nueva parte del cuerpo que se escondía en las ramificaciones de los pulmones y también descubrieron para qué sirve.

Se trata de unas células vitales para el sistema respiratorio que incluso podrían ayudar a crear nuevos tratamientos contra enfermedades pulmonares. Llamadas células secretoras de las vías respiratorias, RAS por sus siglas en inglés, estas pequeñas moléculas recién descubiertas se concentran en los bronquiolos, que son pequeños pasajes de los pulmones que sostienen los alvéolos. La función de los alvéolos, que son como diminutos sacos de aire, es intercambiar oxígeno y dióxido de carbono con el torrente sanguíneo.

Para qué sirven las células RAS

Según los hallazgos de la investigación de especialistas de la Universidad de Pensilvania, las células RAS tienen dos funciones principales en los pulmones. Primero, secretan moléculas que mantienen el líquido de los bronquiolos, lo que maximiza el funcionamiento pulmonar; y luego se trata de células progenitoras que hacen nacer nuevas células alveolares tipo 2 (AT2) para reparar alvéolos dañados. En resumen, la tarea de las células RAS es mantener los pulmones sanos.

Para su hallazgo, los autores del estudio publicado en la revista Nature tomaron muestras de tejido pulmonar de donantes sanos y luego realizaron estudios genéticos. Consideran que su descubrimiento puede ayudar a desarrollar nuevos tratamientos contra enfermedades pulmonares, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) que está directamente relacionada con el tabaquismo.

La EPOC puede causar enfisema, una afección que destruye los alvéolos permanentemente, y es la causa de muerte de más de tres millones de personas en el mundo. Y aunque, en teoría, estas células RAS podrían reparar los alvéolos dañados, los investigadores también aclaran que fumar puede destruir no sólo los alvéolos, sino también a estas células recién descubiertas.

Por: Claudia Castro Val 


 Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales 

Publicar un comentario

0 Comentarios