LA MUJER TIENE EL TEMOR DE QUE LOS HIJOS DE SU ESPOSO LE QUITEN LOS BIENES Y LA DEJEN EN LA CALLE EN CASO DE QUE ÉL MUERA

LA MUJER TIENE EL TEMOR DE QUE LOS HIJOS DE SU ESPOSO LE QUITEN LOS BIENES Y LA DEJEN EN LA CALLE EN CASO DE QUE ÉL MUERA


El temor de una mujer casada (artículo 55 Ley 659, modificado por la Ley 3931, de fecha 20 de septiembre de 1954), o con una relación de pareja en unión libre (artículo 55 numeral 5 de la Constitución), en cuanto a ser despojada o perjudicada en la partición de bienes, como consecuencia de una posible muerte por enfermedad o repentina del esposo, casi siempre en la práctica, resulta de los motivos siguientes:

a) Que todos los bienes inmuebles (casa, solar, finca, apartamento, terrenos, edificio, local comercial) hayan sido adquiridos antes del hombre contraer el último matrimonio, en consecuencia no entran en partición (artículo 1404 del Código Civil); y los hijos del hombre de un anterior matrimonio lo viven diciendo en el barrio, de que a la actual mujer de su padre no le toca nada de ésos bienes, porque fueron obtenidos antes de él casarse;

b) Que todos los bienes inmuebles los heredó el marido de sus padres, en tal virtud, la esposa no tiene ningún derecho que reclamar en esos bienes (artículo 1404 del Código Civil), y los hijos del anterior matrimonio lo saben;

c) Que los vástagos del primer matrimonio, tienen el conocimiento de que la actual esposa está casada con su padre, bajo el régimen de separación de bienes, en la cual cada esposo conserva la propiedad y la administración y disfrute de todos sus bienes ( artículo 2 Ley 2125 del 27 de septiembre de 1949); en tal razón, a la actual mujer no le toca nada de los bienes de su progenitor; d) Otro gran temor que en la praxis sienten algunas mujeres, cuando su esposo está muy enfermo y la muerte es casi segura, es que no obstante saber que a ella le toca su cincuenta por ciento de los bienes (50%), por estar casada bajo el régimen de la comunidad legal de bienes (artículo 1400 del Código Civil), o porque mantiene una relación de pareja de hecho (unión libre, artículo 55 numeral 5 de la Constitución), y todos los bienes fueron conseguidos dentro de la relación; el miedo consiste según la expresión de algunas mujeres: ¨En que después de que una fémina ha trabajado toda su vida, con mucho esfuerzo y sacrificio; lo que esa esposa desearía es que lo que le ha costado tanto sudor, sea solamente para sus hijos; pero luego vienen los hijos del esposo de una nupcias anterior, que nunca han trabajo, ni se han preocupado jamás por su padre; solamente están esperando que este se muera, para venir a buscar herencia¨.

 

CONVIENE ACLARAR en ésta última parte, que los hijos, siempre heredan a sus padres (artículo 731 del Código Civil); y que un hijo/a solamente queda excluido de la sucesión, cuando es declarado indigno (artículo 727 del Código Civil, Ley 1097 de 1946).

 

CONVIENE ACLARAR que los bienes muebles entran en partición desde el primer día (artículo 1401 del Código Civil); y que los inmuebles que el hombre no pueda probar que fueron adquiridos anterior al matrimonio o por sucesión, entran en partición (artículo 1402 del Código Civil).

 

Dr. JOSÉ D. ALBUEZ CASTILLO.

Abogado Notario


 Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales 

Publicar un comentario

0 Comentarios