EL PROPIETARIO NO HACE CONTRATO AL INQUILINO PARA QUE NO SE SIENTA CON DERECHO Y PODER DESALOJARLO FÁCIL

EL PROPIETARIO NO HACE CONTRATO AL INQUILINO PARA QUE NO SE SIENTA CON DERECHO Y PODER DESALOJARLO FÁCIL


Cuando surge la necesidad de que cada inquilino tenga su propio contador de luz (Ley 125-01), es que un gran sector de propietarios de inmuebles alquilados, deciden hacerle el contrato al arrendatario.

 

En la práctica, todavía hay algunos dueños de viviendas alquiladas, que se resisten a instrumentar el acuerdo de inquilinato, con el supuesto propósito de que  el arrendatario al no tener contrato de alquiler,  no se sienta con derecho y en consecuencia,  poder sacar al inquilino de la vivienda con mayor facilidad; en tal virtud, en la expresión de algunos propietarios, hacen al inquilino ¨UN ALQUILER DE BOCA¨.

 

El artículo 1714 del Código Civil, establece que: ¨Se puede arrendar por escrito y verbalmente¨.  CONVIENE ACLARAR, que el inquilino puede probar la existencia del contrato verbal, con la ocupación del inmueble, y los recibos de pagos que el dueño le ha dado, por concepto del pago de los depósitos del alquiler, y de algunas mensualidades; de igual manera, el propietario de la casa o apartamento alquilado, puede registrar UN CONTRATO VERBAL en el BANCO AGRÍCOLA, llenando un registro, y anexándole al mismo las copias del documento de propiedad, de su cédula y de la cédula del inquilino.

 

No obstante, la legalidad del contrato verbal, es conveniente para el propietario o arrendador, instrumentar el contrato escrito, que le sirva de prueba frente al inquilino, y que defina la calidad de este en el inmueble que ocupa. 

 

A sabiendas de que el dueño del inmueble (artículo 544 del Código Civil) al llevar a cabo un alquiler, le entrega la posesión y ocupación de la vivienda de su propiedad al inquilino.

 

Lo lógico es que el dueño esté en condiciones en cualquier momento y en caso de urgencia, de demostrar que la persona que ocupa su propiedad, lo hace en calidad de locatario. 

 

En el hipotético y remoto caso que un inquilino sea sorprendido por las autoridades competentes y le ocupen drogas o sustancias controladas (Ley 50-88); y el propietario frente a ésa urgencia no tenga a manos el contrato de alquiler (Decreto 4807), para desvincularse de ése caso, en lo que se averigua la situación, el primero que va para la Cárcel de Najayo, es el dueño de la vivienda en donde posiblemente se encontró las drogas, en lo que todo se aclara.

 

En la praxis, también a veces hay determinado inquilino mala paga, que por cualquier discusión con el propietario por no pagar, le ponen al dueño una querella  por amenaza (artículos 267 Ley 76-02, 305 DEL Código Penal, modificado por la Ley 64); y el propietario por no tener el contrato de alquiler, para demostrar la vinculación, y que todo es consecuencia del no pago de meses de alquileres vencidos y no pagados; razón por la cual a veces algunos propietarios pasan momentos difíciles que le hacen pasar un inquilino.

 

Dr. JOSÉ D. ALBUEZ CASTILLO

Abogado Notario


 Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales 

Publicar un comentario

0 Comentarios