EL ESPAÑOL SE QUIERE CASAR CON LA HAITIANA EN REPÚBLICA DOMINICANA, PERO NO CUMPLEN CON LOS REQUISITOS

EL ESPAÑOL SE QUIERE CASAR CON LA HAITIANA EN REPÚBLICA DOMINICANA, PERO NO CUMPLEN CON LOS REQUISITOS


¨El matrimonio es una institución que se origina en el contrato celebrado entre un hombre y una mujer que han dado libre consentimiento para casarse, y que tienen la capacidad requerida para certificar este acto (artículo 55 Ley 659, modificado por la Ley 3931 del 20 de septiembre del 1954) ¨.

 

En la práctica, muchos extranjeros toman la decisión de contraer nupcias en la tierra del merengue, pero no siempre cumplen con los requisitos en cuanto a la documentación solicitada por la Oficialía del Estado Civil correspondiente.

 

En el presente caso, hay que tener en cuenta dos puntos:

a) Los extranjeros que corresponden a los países que forman parte de la CONVENCIÓN DE LA HAYA, del 5 de octubre de 1961, sobre la apostilla; quienes deben de traer a la patria de Duarte, para fines de matrimonio, sus actas de nacimiento en original y apostillada; y en caso de que dicha acta de nacimiento este en un idioma diferente al español, se debe hacer la traducción y certificar y/o legalizar la misma en la Procuraduría General de la República; lo mismo aplica para el acta de divorcio si procede, y para la declaración jurada de soltería;

b) Los extranjeros nacidos en países que no son signatario de la CONVENCIÓN DE LA HAYA, en este caso, los Cónsules Dominicanos, radicados en los diferentes países, deben de certificar las actas expedida en el extranjero, por los países que no son parte del ACUERDO DE LA HAYA (Ley 716 sobre las Funciones Pública de los Cónsules Dominicanos; CONVENCIÓN DE VIENA, del 24 de abril de 1963, sobre Relaciones Consulares).

 

En el caso de un ciudadano español de Galicia, que quiera casarse con una ciudadana haitiana de Pétion-Ville, Haití; el español debe de traer al país el original de su acta de nacimiento apostillada, de divorcio si aplica, también apostillada, y la declaración de soltería apostillada; en éste última caso, tiene el europeo también la opción de hacer este documento con un Notario Público en República Dominicana, y luego pasar el documento por Procuraduría, copias del pasaporte y de la página sellada de su entrada al país.

 

En cuanto a la haitiana, debe de traer al país, el original de su acta de nacimiento, debidamente certificada por el Cónsul Dominicano en Haití, luego certificar aquí en el país, en el Ministerio de Relaciones Exteriores (Mirex), y/o Cancillería; realizar la traducción del acta y certificar dicha traducción de Procuraduría, lo mismo aplica para el acta de divorcio y declaración de soltería; copias del pasaporte y de la página sellada de su entrada a esta media isla de Quisqueya.

 

Dr. JOSÉ D. ALBUEZ CASTILLO

Abogado


 Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales 


 

Publicar un comentario

0 Comentarios