PASOS PARA LOS SUCESORES RETIRAR EL DINERO DEL BANCO QUE TENÍA SU PADRE FALLECIDO

PASOS PARA LOS SUCESORES RETIRAR EL DINERO DEL BANCO QUE TENÍA SU PADRE FALLECIDO


Una vez una institución bancaria es informada del fallecimiento de uno de sus clientes, para que  el cónyuge sobreviviente y los sucesores puedan retirar el dinero, deben dirigirse al Banco, no a buscar el dinero, sino, a buscar los requisitos para poder retirar el dinero, requisitos que consisten en:

 

1) Buscar un Notario Público (Ley 140-15), para la redacción de un acto de notoriedad para fines sucesorales, dicho acto debe de redactarse conforme al modelo establecido por el Banco, en dicho acto se hace constar la comparecencia de siete personas y dos testigos que declaran y certifican que conocían al extinto-a (de cujus), los datos y generales del cónyuge, los nombres y generales de todos los hijos sucesores, incluyendo la descripción de las actas de nacimiento, el original del acto se registra en el Registro Civil correspondiente, y el Notario expide una certificación o compulsa al cliente, anexándole copias de las cédulas de los comparecientes y testigos, y una copia del acto registrado que corresponde al protocolo del Notario, se debe legalizar la compulsa en la Procuraduría;

 

 2) Redactar con un Notario Público, un acuerdo de partición amigable firmado por todos los herederos y  el posible esposo-a sobreviviente, debidamente legalizado en la Procuraduría;

 

3) Originales y legalizadas de las actas de nacimientos de todos los sucesores, del acta de matrimonio y de defunción;

 

4) Copias de las cédulas de todos los sucesores y del cónyuge; una vez el Banco recibe solicitud escrita para el retiro del dinero correspondiente a la masa sucesoral, con todos los documentos indicados anexos, en un plazo aproximado de quince día, el Banco expide a las partes interesadas, una carta dirigida a la Dirección General de Impuestos Internos, mediante la cual, se hace constar el fallecimiento de la persona y el monto o suma de dinero que el fenecido tenía a la hora del fallecimiento; los sucesores o el cónyuge, debe realizar en la DGII la declaración de defunción, depositando conjuntamente con un formulario de declaración jurada de sucesiones (Ley 25-69), debidamente legalizado por un Notario Público (Ley 140-15), copias de todos los documentos arriba señalados,  luego  en un plazo prudente, la Dirección General de Impuestos Internos , expide el pliego de modificaciones, con el monto que le corresponde a cada heredero, y la autorización de pago de los impuestos sucesorales, luego la constancia de pago de los impuestos y el pliego, se llevan al Banco, Institución que en un plazo ya establecido, entregan los correspondientes cheques a  cada heredero; por no cumplir con éstos requisitos algunos sucesores no han podido retirar el dinero del Banco que tenía uno de sus padres fallecido.

 

Dr. JOSÉ ALBUEZ

Abogado



Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales 



Publicar un comentario

0 Comentarios