Cómo saber si tienes un teléfono intervenido (y qué puedes hacer)

Cómo saber si tienes un teléfono intervenido (y qué puedes hacer)

 

¿Sospechas que tus comunicaciones privadas no lo son tanto? Haz algo al respecto. Hoy la seguridad de los dispositivos y las redes inalámbricas es igual de importante que la de tu casa y tu oficina; por eso siempre es buena idea estar al tanto de cómo saber si tienes un teléfono intervenido (y qué puedes hacer para remediarlo).

Los grandes beneficios de la tecnología se pueden convertir en tus enemigos rápidamente. La facilidad para conectar unos simples altavoces a tu red inalámbrica, controlar la iluminación de tu casa o monitorear tus cámaras de seguridad a distancia por medio de tu celular son una navaja de doble filo, y ni hablemos de las aplicaciones bancarias.

Cómo saber si tu teléfono ha sido intervenido

Existen varias señales, apenas imperceptibles que no tomamos en cuenta, ya sea por ignorancia o por la falta de atención y el tipo de vida que llevamos. Algunas de ellas pueden ser:

§  Consumo de datos exagerado. Si tu celular esta intervenido, la persona que lo hizo necesita enviarse la información que considera importante desde tu dispositivo. Esto incluye ubicaciones, contraseñas, correos, archivos y cualquier otro tipo de información, incluyendo en casos severos, monitoreo de llamadas.

§  Llamadas a números no reconocidos. Revisar el detalle de llamadas entrantes y salientes en tu estado de cuenta y verificar números desconocidos podría ayudarte, suena algo esquizofrénico, pero sucede. Existen formas de “duplicar” tu número telefónico y simplemente hacer uso de tu servicio, obviamente, con cargo a tu recibo.

§  Aplicaciones desconocidas instaladas. Existen aplicaciones que se utilizan para espiar y capturar información que ingresas en sitios o apps, como nombres de usuario y contraseñas. Por fortuna, es casi imposible ocultar una aplicación en un celular en la actualidad, pero aun así es posible no tenerla a la vista, revisa tu lista de apps instaladas y borra cualquiera que no reconozcas.

§  Consumo inusual de la batería. El uso de aplicaciones espías, su actualización y la generación y envió de reportes a lo largo del día definitivamente es algo que consume energía por estar trabajando en segundo plano, es decir, a escondidas y sin que te des cuenta. Un consumo alto sin haber usado tu celular en un día es un buen indicador, junto con el calentamiento del dispositivo sin estarlo usando o sin motivo alguno.

§  Ruido en llamadas. El monitoreo de llamadas, a pesar de que suena obsoleto, es una realidad. Aunque, lo más seguro, de ser este el caso, es que estás siendo grabado, ocasionalmente podrías escuchar “ruidos” como interferencia o incluso llamadas cruzadas.

 

Fuente: digitaltrends

 

Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales 

Publicar un comentario

0 Comentarios