¿Cómo el cloro de la piscina daña mi cabello?

¿Cómo el cloro de la piscina daña mi cabello?



Si vas a la piscina con frecuencia, recuerda que esta suele tener cloro. Este químico puede hacer que tu cabello se reseque y se vuelva quebradizo. Incluso,

Proteger el cabello con un gorro, será de gran utilidad para evitar los efectos del cloro

FOTO: SHUTTERSTOCK

El cloro suele ser usado en la piscina para evitar que aparezcan gérmenes. Si bien este elemento químico contribuye a mantener los gérmenes a raya, también puede ocasionar problemas en el cabello y la piel, como resequedad e irritación. Si la exposición es prolongada y frecuente los cabellos que han sido teñidos o decolorados serán más susceptibles de resecarse y quebrarse por la porosidad que dejan ellos estos tratamientos.

Cómo afecta el cloro al cabello

El cabello puede resecarse y volverse quebradizo si está expuesto al cloro. Para llegar a esta condición, tiene que estar expuesto a altas concentraciones de este químico y por un tiempo prolongado.

Si a esto se le agrega la luz del sol, ya está servido el cóctel para que el cabello salga lastimado. En el caso de los cabellos que han sido teñidos de rubio o que han sido decolorados, estos son propensos a cambiar de color, adquiriendo una tonalidad verdosa.

El cloro en las piscinas, puede causar daño en tu cabello y piel. Foto: Pixabay

Este fenómeno sucede porque los productos que son empleados para decolorar el cabello pueden dañar su cutícula. Esto hace que se vuelvan más porosos y sufrir daños por otros agentes.

Esto quiere decir que no es el cloro en sí mismo lo que causa que el cabello tenga una tonalidad verdosa, pero, al entrar en contacto con los elementos químicos de estos productos, sobre todo si tienen metales como hierro o cobre, al entrar en contacto con el agua se oxidan.

Así, se produce este problema que afecta a muchas personas con el cabello teñido. Así es, la exposición prolongada a una piscina cuya agua contenga cloro puede causar resequedad y decoloración en los cabellos pintados.

Cómo evitarlo

Si te gusta ir a la piscina y no quieres que tu piel y cabello se resequen, entonces debes evitar la exposición prolongada al sol y al agua con cloro. Esto, de por sí es difícil, ya que se supone que vas a divertirte.

Para proteger el cabello, usa un gorro de natación mientras estés en la piscina. De esta forma, tu cabello se mantendrá aislado y seco.

Pero si no cuentas con uno, entonces, luego de salir del agua, toma una ducha para limpiar tu piel y tu cabello del cloro.

Para proteger tu piel, usa protector solar inmediatamente después de la ducha. Ya en casa, usa champú y crema hidratante de acuerdo con tu tipo de cabello. Lo mismo debes hacer para evitar que la piel se reseque.

¿El agua de piscina puede agravar los problemas de la piel?

Para los que tienen problemas en la piel, el agua de piscina puede causar resequedad e irritación. Lo recomendable es no exponerse por mucho tiempo al agua ni al sol.

En el caso de las personas que tengan psoriasis, también puede suceder lo mismo, pero en menor medida. De hecho, en un ambiente controlado, tanto en la playa como en una piscina, le hará bien para controlar el brote.

Por otro lado, es importante hacerle mantenimiento constante a la piscina para eliminar residuos y controlar el pH del agua, que también influye en la piel como en el cabello.

Fuente: El Diario NY


Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales 


Publicar un comentario

0 Comentarios