5 pasos para entender y practicar el sexo tántrico


El sexo tántrico tiene su origen en el hinduismo, y pone el acento en las prácticas sexuales que ayudan a disfrutar la actividad sexual y las sensaciones percibidas por el cuerpo

Conocer el cuerpo de nuestra pareja, nos ayudará a movilizar la energía sexual.

FOTO: SHUTTERSTOCK

Por: Redacción 18 de Abril 2021

El sexo tántrico es un tipo de práctica sexual más lenta y meditativa que la actividad sexual convencional. El sexo tántrico encuentra sus raíces en el hinduismo y en nociones vinculadas al tantra, que está basado a su vez en textos religiosos antiguos.

A grandes rasgos, el sexo tántrico lleva a la pareja a que conozcan su propio cuerpo y el de su compañero o compañera sexual para tener una experiencia sexual placentera y completa, en donde el propósito no es el orgasmo, sino disfrutar la actividad sexual y las sensaciones del cuerpo. Esto conduce a un fortalecimiento de la intimidad dentro de la relación.

1.  Conocer nuestro propio cuerpo

El sexo tántrico impulsa a las personas a conocer su propio cuerpo y que se sientan cómodos con él. Si se comprende el deseo de nuestro cuerpo, se podrá incorporar en la actividad sexual que tengamos con nuestra pareja, lo que llevará a una mayor satisfacción sexual.

Si una persona considera que tiene bloqueos emocionales vinculados al contacto personal, ella deberá ser cuidadosa y gentil consigo misma mientras intenta descubrir aquello que impide que conozca su cuerpo de manera más profunda.

2.  Conocer el cuerpo de la pareja

Así como hemos de conocer nuestro propio, hemos también de familiarizarnos con la corporalidad de nuestro compañero o compañera sexual para alcanzar una mayor compenetración.

Una manera de hacerlo es realizando un masaje lento sobre todo su cuerpo. Esto no solamente nos ayudará a relajarnos y a conocerlo mejor, sino también ayudará a movilizar la energía sexual.

3.  Propiciar el encuentro sexual con la pareja

El encuentro sexual es el momento estelar del sexo tántrico, y uno sobre los que hemos de colocar mayor cuidado para realizarlo efectivamente.

 
En la práctica del sexo tántrico, más que el orgasmo, lo importante son las sensaciones. Foto: Shutterstock

La base del sexo tántrico es la experimentación y el disfrute, razón por la que no es recomendable optar por estar en posiciones horizontales. En vez de eso, prueba con hacer aquello que hace que tú y tu pareja se sientan bien. No olvides de hacer contacto visual.

4.  Aplicar técnicas de respiración

Dado que el sexo tántrico se basa parcialmente en la meditación, la respiración es un aspecto importante de esta actividad.

En el sexo tántrico, las personas debemos intentar mantener la respiración diafragmática. Para esto, hemos de inhalar por la nariz y contar hasta 5 hasta sentir que nuestro estómago se infla.

5.  Practicar ciertas posiciones

Existen determinadas posiciones que ayudan a disfrutar mejor el sexo tántrico. Una de ellas es el Yab-Yum.

En el Yab-Yum, un miembro de la pareja se sienta con las piernas cruzadas mientras que la otra se sienta en su regazo, enlazando las piernas a nivel de la cintura. Seguidamente, la pareja se abraza e intenta sincronizar sus respiraciones.

El sexo tántrico no es una práctica sexual reciente, ha estado presente en la sociedad desde muchos años atrás. Esta es una de las razones por las que hay confianza sobre los resultados que puede brindar a nivel de pareja, individual, y en la dinámica sexual.

Fuente: El Diario


 Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales 

Publicar un comentario

0 Comentarios