Malos hábitos que aumentan tu sensación de hambre


Modificar algunos hábitos, te permitirá controlar el hambre con mayor destreza

El consumo de alimentos poco saludables, al no aportar las calorías requeridas por el organismo, nos hará sentir hambre mucho más rápido.

FOTO: SHUTTERSTOCK

 

A la hora de comer, intentamos disfrutar de los alimentos que ingerimos. Sin embargo, en ocasiones es posible que, luego de la comida, todavía tengamos hambre. La cuestión puede ser asombrosa si acabamos de comer una porción más que suficiente para quedar saciados.

Si esto te pasa, entonces es posible que tengas malos hábitos al comer. De acuerdo a Vitónica, un factor que influye en nuestro apetito son las hormonas, específicamente la leptina y la grelina. Pero hay otros factores externos al organismo que producen sensación de hambre.

1- Platos con variedad de alimentos

Es verdad que la variedad de los alimentos es importante para obtener los diferentes nutrientes que necesita nuestro organismo.

Sin embargo, sucede que, cuando tenemos un plato con una gran diversidad de alimentos, es posible que la sensación de hambre se incremente a pesar de que ya hemos comido lo suficiente.


Lo ideal es consumir 2 porciones de alimentos distintos en cada comida, y no una gran variedad de alimentos, ya que ésto conlleva a retrasar la sensación de saciedad. Foto: Pixabay

Esto se debe a un fenómeno conocido como saciedad sensoroespecífica, la cual consiste en responder a nuevos estímulos, en estos casos, sabores, que nos incitan a comer más. Por eso es importante no consumir una variedad grande de alimentos en una sola ingesta.

A lo sumo, puedes consumir dos porciones de alimentos diferentes en una sola ingesta, en vez de tres o cuatro. Una dieta balanceada y diversa durante la semana es esencial para consumir todos los nutrientes que necesitas. Para lograrlo, puedes preparar un menú de acuerdo a tus gustos.

2- Comer rápido

Una de las razones más frecuentes por las que sentimos hambre luego de comer es porque comemos rápido.

Mientras más rápido comemos, más difícil será que nos saciemos, y por eso vamos a seguir comiendo. Al comer rápido no estamos permitiendo que el proceso de la digestión funcione de manera adecuada.

Así, nos saltamos las alarmas del organismo que nos indican que estamos saciados. Por eso, en vez de comer rápido, deberías tomarte el tiempo de masticar y saborear los alimentos de tal manera que puedas disfrutarlos y así evitas comer en exceso.

3- Alimentos poco saludables y nutritivos

Pero una de las razones por las que llegamos a sentir hambre se debe al consumo de alimentos pocos saludables y nutritivos. La comida rápida, las hamburguesas, pizzas y las comidas listas para consumir contienen calorías vacías.

Es decir, no proporcionan las calorías que necesitas, produciendo más ganas de comer, de tal manera que terminas consumiendo más alimentos que contienen grasas, azúcar y otros elementos que no son saludables.

4- Distracciones

Debido al estilo de vida ajetreado, es posible que no tengamos tiempo para comer y decidamos comer parados, o hacer otras cosas mientras comemos.

Otro problema es no comer a las horas. Saltarnos las horas de las comidas no es saludable ya que no aprovechamos lo que comemos y el cuerpo no lo termina asimilando ya que se ha producido un desorden que nos obliga a comer más de lo que necesitamos.

Por este motivo, es recomendable que comas a las horas, te sientes en un lugar tranquilo y cómodo y te tomes el tiempo de disfrutar de tus alimentos.

Fuente: El Diario NY


Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales 

Publicar un comentario

0 Comentarios