NYPD sin detenidos por el asesinato del adolescente hispano tiroteado en El Bronx en vísperas de Navidad

 

ueva York, EE.UU.- Organizaciones y activistas que han clamado de manera incesante por el fin de la violencia criminal cierran el año exigiendo justicia por el asesinato del adolescente James Solano, de 16 años, quien fue abaleado en el cuello en vísperas de Navidad en frente de una bodega en Morrisania en El Bronx, adicionando más muertes a causa de disparos al ya agonizante 2020, el más violento en el último lustro en la Gran Manzana.

Los videos de vigilancia del hecho registrado el pasado 23 de diciembre, muestran a un hombre con una chaqueta negra sobre una sudadera con capucha que saca una pistola y le disparó fatalmente al niño de 16 años frente a ‘Ali King Deli’. Hasta el cierre de esta edición el Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York (NYPD) no registra detenidos en el caso.

“Continuamos con las pesquisas, no sabemos a ciencia cierta si el joven fue el objetivo real del pistolero“, dijeron fuentes de la Uniformada a El Diario

“Mi hijo tiene 24 años. Cada vez que escucho que le disparan a un joven, tengo que mirar el artículo y decir: “Dime que no es mi bebé”. Si las víctimas de estos tiroteos no fueran afroamericanos o hispanos, vería una respuesta diferente de la Ciudad”, reaccionó Eric Adams, presidente del Condado de Brooklyn durante una protesta que se realizó el fin de semana en frente del sitio en donde James fue ultimado.

El crimen contra el adolescente de origen hispano, quien desde los seis años participaba en el Programa Beacon, dedicado a actividades extracurriculares en un centro comunitario, engrosó lamentablemente la lista de las 1,841 personas alcanzadas por balas en la ciudad de Nueva York este año. Un aumento del 97% más que el 2019.

“Queremos más recursos policiales”

Las noticias sobre tiroteos han sido peor justamente en este vecindario del ‘Condado de la Salsa’, en donde el número de víctimas por la violencia armada muestra un alza de 69%. Es decir 54 personas este año en comparación con 32 en 2019.

El lamentable suceso que enluta a esta familia, también recrudece al cierre de este violento 2020, la preocupación de los propietarios de bodegas en las localidades más pobres de la Gran Manzana, quienes han llamado la atención por un aumento de 63% en los tiroteos en estos comercios. Además, las cifras de robos se han triplicado.

“Estamos exigiendo no solo justicia, sino más recursos policiales para nuestras comunidades. Desde que se empezó a atacar a NYPD quienes sufrieron las consecuencias no fueron los políticos de la ciudad, ni quienes salieron a exigir acciones contra la policía, sino nosotros en los barrios pobres. Ese es el balance. Siguen matando a nuestro jóvenes”, dijo Luisa Sarmiento dirigente comunitaria de El Bronx.

Por: Fernando Martínez

 

Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales

Publicar un comentario

0 Comentarios