¿Es recomendada la circuncisión en adultos?



La circuncisión es una práctica mucho más frecuente en bebés que en personas adultas. En condiciones normales, un hombre no circuncidado no debería pasar por este procedimiento si no lo hizo antes, pero hay condiciones especiales que lo ameritan.

Como indica Webconsultasson precisos los casos en que es recomendable una circuncisión en un varón adulto, todas ellas vinculadas con motivos médicos a diferencia de los motivos culturales alrededor de la circuncisión en recién nacidos.

¿Para qué casos se recomienda una circuncisión en adultos?

Los principales motivos por los que se ordena una circuncisión durante la adultez son médicos, esto debido a que la circuncisión se ordena con propósitos correctivos o resolutivos, sea en el miembro reproductor masculino o una zona aledaña.

Las indicaciones médicas respecto a la circuncisión en adultos involucran la fimosis, parafimosis, infecciones del tracto urinario de repetición, fimosis cicatrizales o generadas por liquen escleroso, y otras.

El proceso de envejecimiento en adultos mayores de 50 años los hace más propensos a sufrir de patologías dermatológicas en el pene a razón de las infecciones o inflamaciones que el varón haya tenido en el prepucio, por lo que ellos también pueden recurrir a la circuncisión.

Es usual que la circuncisión ocurra durante la niñez y no cuando ya se es adulto. Fuente: Shutterstock

Beneficios de la circuncisión en adultos

En adultos, los beneficios de la circuncisión contemplan la reducción del riesgo de contraer diferentes enfermedades, como las siguientes:

  • Infección de tracto urinario (ITU)
  • Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH)
  • Otras infecciones sexuales
  • Cáncer de pene

Vale indicar que estas disminuciones pueden apreciarse principalmente en las poblaciones con una alta prevalencia de Enfermedades de Transmisión Sexual, por lo que podrían pasar desapercibidas en las personas con un riesgo menor.

Otras de las ventajas asociadas a la circuncisión en adultos corresponden a facilitar la higiene del pene, y a la prevención del desarrollo de la fimosis en la adolescencia o adultez.

Posibles riesgos y cuidados posoperatorios

Los posibles riesgos que pueden derivar de la circuncisión están estrechamente relacionados con los cuidados que se sigan en el proceso postoperatorio, por lo que recomienda que el paciente se mantenga en reposo relativo entre 12 y 24 horas.

También se le sugiere al paciente realizarse curas con agua y jabón a diario, manteniendo seca la herida y evitando las erecciones en la medida de lo posible.

Entre los riesgos asociados a la circuncisión en adultos se encuentra la infección de la herida, lesión en el glande o en la uretra, necrosis del glande, adherencias en el prepucio y, en casos excepcionales, la pérdida del pene.

Los beneficios de salud asociados a la circuncisión en adultos están confirmados, así como los riesgos postoperatorios que podrían manifestarse. Siendo así, la decisión de proceder o no debe ser pensada a profundidad por el paciente y su entorno.

Fuente: El Diario NY


Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales

Publicar un comentario

0 Comentarios