EL HOMBRE EN UNIÓN LIBRE NECESITA LA AUTORIZACIÓN DE LA MUJER PARA VENDER LA CASA ?



El artículo 55  numeral 5 de la Constitución de la República, dispone que: “La unión singular y estable entre un hombre y una mujer, libres de impedimento matrimonial, que forman un hogar de hecho, genera derechos y deberes en sus relaciones personales y patrimoniales, de conformidad  con la  ley.” 

 

CONVIENE SABER, que la figura jurídica del concubinato (unión libre), está reconocida por la Constitución, y por el criterio jurisprudencial de la Honorable Cámara Civil de la Suprema Corte de Justicia, en sentencia de fecha  9 de noviembre del 2005, la cual establece, que la unión libre debe de reunir cinco requisitos:

1) Una convivencia familiar (more_uxorio);

2) Sin formalidad legal;

3) Una relación duradera;

4) Una relación monogámica;

5) La relación debe ser entre un hombre y una mujer. 

 

En cuanto al matrimonio, la casa que adquiere la pareja durante la relación matrimonial es de ambos (artículo 1401 numeral 3er. Del Código Civil); y tanto el hombre como la mujer, son administradores de los bienes de la comunidad,  y el esposo no puede vender la casa sin la autorización y firma de la esposa (artículo 1421 del Código Civil, modificado por la Ley 189-01).

 

En cuanto a la unión libre, es obvio que la casa que adquiere la pareja consensual durante la relación, es de los dos, y es lógico, que si a la mujer le toca el 50% de la vivienda, el hombre no debe poder vender la parte que no le corresponde; y el artículo 1599 del Código Civil establece que la venta de la cosa de otro es nula. 

 

En la Ley 659 del 17 de julio de 1944 Sobre Actos del Estado Civil,  no figura el estado civil de unión libre, sino, casado o soltero; es la razón que el hombre en unión libre, en la práctica cuando compra la casa, en el acto de compraventa, va a figurar como hombre soltero, y su cédula también dice que es soltero, por lo que tiene el camino libre para vender. 

 

En la práctica, la mujer con una relación de pareja en unión de hecho, no tiene protección ante la Jurisdicción Inmobiliaria (Ley 108-05), no obstante estar la unión libre reconocida por la Constitución;  ya que si el hombre que compra una casa, si es casado, la esposa está protegida, debe de figurar en la negociación;  de lo contrario, si tiene una relación de unión libre, por lo regular, va a figurar como hombre soltero, y puede vender cuando le parezca.

 

Lo correcto es  que cuando la pareja  consensual, vaya a comprar la casa,  que la mujer exija que el contrato de venta (artículo 1582 del Código Civil), sea firmado por  ambos como compradores; de lo contrario, la mujer corre el riesgo de quedar sin nada.

 

DR. JOSÉ ALBUEZ

Abogado Notario


Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios