A LA TRABAJADORA DOMÉSTICA, LE TOCA EL DOBLE SUELDO ?

 


El artículo 258 de la Ley 16-92, de fecha 29 de mayo de 1992, Código de Trabajo, define al trabajador doméstico, como la persona que se dedica de manera exclusiva y habitual, a las tareas de cocina y aseo; es decir, a labores propias de una casa de familia u hogar.

 

CONVIENE NO CONFUNDIR y saber diferenciar, cuando estamos frente a una trabajadora o trabajador doméstico; no es lo mismo, una mujer trabajadora que tiene por quehacer, la limpieza, preparar el café, y todo lo que tiene que ver en el área de la cocina, de una empresa de responsabilidad limitada (SRL), Ley 479-08, la cual se dedica al negocio, y su propósito y objetivo es, obtener beneficios; en éste caso, estamos en presencia de una empleada común y corriente de una empresa, por la sencilla razón de que en éste trabajo hay beneficios (lucro); y tiene derecho en caso de ser despedida, al preaviso, cesantía, bonificación, vacaciones y navidad.

 

Por otro lado, la trabajadora doméstica, en una casa de familia, no hay negocio, ni beneficios (lucro); es la razón por la que éste tipo de trabajador o trabajadora, entra en ésta categoría; y en caso de ser despedida, no le corresponde liquidación, sino, los derechos adquiridos, es decir, el salario de navidad (artículo 219 Ley 16-92), y vacaciones (artículo 177 Ley 16-92).

 

ES BUENO ACLARAR, que aquellos trabajadores de un CONDOMINIO (Ley 5038), o consorcio de propietarios de apartamentos familiares, que se dedican a las labores de limpiezas, aseos, etc., no son trabajadores ni trabajadoras domésticas (artículo 258 Ley 16-92).

 

ES BUENO SABER que a la señora (trabajadora doméstica), que labora en el Departamento de Humo y Grasa (cocina), todos los años, le corresponden dos semanas de vacaciones pagadas; y obviamente, en diciembre de cada año, su DOBLE SUELDO o salario de navidad (artículo 263 Ley 16-92, modificado por la Ley 103-99).

 

También a la señora que trabaja en la casa de familia, le corresponde su descanso semanal (artículos 163 y 262 del Código de Trabajo); además, la trabajadora de la casa (trabajadora doméstica, tiene derecho, a que su empleador o empleadora, le conceda los permisos necesarios para asistir al médico (artículo 264 Ley 16-92, modificado por la Ley 103-99).

 

Dr. JOSÉ ALBUEZ

Abogado Notario



Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales:


Publicar un comentario

0 Comentarios