Cómo desaparecen las cicatrices del cuerpo



Foto: Shutterstock

Las cicatrices que presentará nuestra piel durante la vida, en la mayoría de los casos, tienden a desaparecer. Generalmente, ellas se vuelven menos visibles a medida que transcurre el tiempo, siendo algunas de ellas imperceptibles.

Desde la ACPA se ofrece información sobre qué factores están involucrados en la desaparición de las cicatrices en el cuerpo. Tener presente esta información nos ayudará a poseer una mejor comprensión de nosotros mismos, algo que nunca está de más.

¿Cómo se forman las cicatrices?

El cuerpo produce mucho tejido cicatricial para poder curar las heridas. Durante el proceso de curación, el cuerpo forma vasos sanguíneos adicionales que conducen sangre a la cicatriz para aportar nutrientes que contribuyan a la recuperación.

Algunas cicatrices pueden tener un color rojizo, y esto se debe a los altos niveles de sangre que circula en la herida. Este puede ser un buen signo si consideramos que la sangre roja es la que tiene niveles suficientes de hemoglobina.

¿Cómo desaparecen las cicatrices?

Con el paso del tiempo, la cicatriz se levantará de la piel y se pondrá dura, momento en que forma una costra. En esta etapa la cicatriz perderá su color rojo y se volverá más plana y blanda con el paso de los meses.

La curación de una cicatriz difiere de persona a persona y según el tipo de herida. No es realista esperar que una cicatriz grande cure del mismo modo que una cicatriz más pequeña, o que una persona desnutrida se recupere igual que una persona con una alimentación adecuada.

¿Cómo contribuir a la sanación de las heridas?

A grandes rasgos, las cicatrices se curan por sí solas con base en la circulación sanguínea, por lo que el paciente solo tiene que esperar que transcurra el proceso para que la cicatriz adquiera su forma definitiva.

No obstante, hay especialistas que sugieren aplicar alguna crema protectora sobre la cicatriz, particularmente en los casos en que ella se vuelva demasiado roja por efectos de la exposición solar poco después de una cirugía. Es preferible hacer uso de estas cremas de tres a cuatro meses después de haberse hecho la herida.

Aunque no hay pruebas que demuestren que el aloe vera y la manteca de cacao contribuyan al proceso de curación, tampoco hay evidencia que sugiera que su uso sea perjudicial. Por ende, puedes agregar cualquiera de los dos y examinar los resultados.

Vale aclarar que una cicatriz nunca desaparecerá por completo del cuerpo humano, y que por más reducida que esté no dejará de existir sobre la piel. Esto, más que desalentar, buscar generar conciencia sobre las cicatrices para así evitar caer en propuestas engañosas de algunos productos.

Fuente: El Diario NY



Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios