¿Cómo sé si sufro de ansiedad?

 


La ansiedad es una reacción fisiológica que todos experimentamos en nuestras vidas, pero algunas personas no pueden controlar su nivel de ansiedad en determinadas situaciones y frente a ciertos detonantes. Este trastorno puede llegar a afectar severamente la salud mental de quien lo padece.

En los siguientes apartados encontrarás información que te ayudará a identificar tus propios episodios de ansiedad y reconocer su gravedad de manera que puedas actuar para reducir su presencia en tu vida.

Síntomas de la ansiedad

Según la Mayo Clinic, los signos y síntomas más comunes que se conocen de la ansiedad son:

·         Sensación de nerviosismo, agitación o tensión

·         Sensación de peligro inminente, pánico o catástrofe

·         Aumento del ritmo cardiaco

·         Respiración acelerada

·         Sudoración

·         Temblores

·         Sensación de debilidad o cansancio

·         Problemas de concentración

·         Problemas para dormir

·         Problemas gastrointestinales

·         Dificultad para regular las propias preocupaciones

·         Una imperiosa necesidad por evitar las situaciones y objetos que generan ansiedad

 

No todos los signos se presentan a la vez en una misma persona, siendo su aparición un rasgo directo de la gravedad del episodio de ansiedad en cuestión. La intensidad de estos signos también dependen del individuo y de su aprehensión hacia el objeto o situación que origina su ansiedad.

Tipos de trastorno de ansiedad

La ansiedad puede presentarse en distintas ocasiones y de formas diferentes. Fuente: Shutterstock

Varios son los tipos de trastorno de ansiedad que se conocen actualmente, diferenciándose en la intensidad de los síntomas, el origen de los mismos, los distintos signos que los caracterizan y otros criterios. Hablaremos de algunos trastornos a continuación:

Trastorno de ansiedad por enfermedad

Este trastorno incluye síntomas de ansiedad o pánico intensos directamente ocasionados por la enfermedad del paciente.

Trastorno de ansiedad generalizada

Consiste en un tipo de ansiedad y preocupación persistente y excesiva por actividades o eventos, incluso rutinarios. La preocupación tiende a ser desproporcionada respecto a la situación, y afecta la salud física. A veces se acompaña de otros trastornos de ansiedad, o con depresión.

Trastorno de pánico

Implica episodios repetidos de sensaciones repentinas e intensas de ansiedad y miedo. Su nivel máximo se alcanza en minutos, y es lo que se conoce como ataque de pánico.

Estos ataques pueden provocar que a la persona le preocupe sufrirlos de nuevo, lo que la puede llevar a evitar las situaciones que los detonan.

Trastorno de ansiedad por separación

Es un trastorno que se genera principalmente durante la niñez y da lugar a un nivel de ansiedad excesivo para el niño. Ocurre por la separación de los padres o de personas que cumplen un rol paternal.

Fobia social

Es un trastorno de ansiedad que impulsa la evasión de situaciones sociales por sentimientos de vergüenza, inseguridad y preocupación por ser juzgado por los demás. Da lugar a altos niveles de miedo y rechazo.

Cuidar de nuestra salud mental es una necesidad que, de ser cumplida, nos ayudará a acercarnos al bienestar psicológico, por lo que estar atento a nuestros propios episodios de ansiedad no es un asunto menor.

 

Fuente: EL Diario NY

FOTO: SHUTTERSTOCK



Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios