Qué tipos de sexólogos existen y en qué se especializan



FOTO: SHUTTERSTOCK
Aunque no es una carrera como tal, sí existen especializaciones en el área de la medicina y la psicología que ayudan a estos especialistas a convertirse en sexólogos. En esencia, quienes han estudiado medicina y psicología pueden tener una especialización en esta área, pero también se puede diversificar a educadores y promotores sociales.

Cuál es la función de un sexólogo
Los sexólogos, en líneas generales, evalúan y tratan problemas sexuales que surgen en un individuo o en la pareja, en un contexto clínico. También programan y ejecutan proyectos para promover la educación sexual.
Una forma de conocer la conducta sexual de los individuos es a través de la investigación, y ellos se encargan de estos programas, lo que los lleva también a difundir sus investigaciones y conocimientos científicos sobre la sexualidad.
Hay que tener en cuenta, sin embargo, que los sexólogos con formación médica o en el área de la psicología no deben desempeñar todas las funciones antes mencionadas. Esto nos lleva a la siguiente pauta, en qué se especializan.
Especializaciones
  
Foto: Shutterstock

Como en toda área de estudio, la sexología tiene sus especializaciones, aunque estas no se han definido de forma oficial. De acuerdo con la revista Psicología y Mente, existen al menos 4 especializaciones: Los educadores sexuales, los que se encargan de los trastornos sexuales, los que se ocupan de las lesiones orgánicas y los que trabajan con la terapia en pareja.
Los educadores sexuales son, en su mayoría, profesores y promotores sociales que han recibido una formación sexológica para promover la educación sexual, orientar a padres, adultos y jóvenes sobre temas como la transexualidad, la masculinidad y la feminidad, y promover los métodos de protección para evitar las ETS.
Los sexólogos que se encargan de los trastornos sexuales por lo general tienen una formación en psicología y su objetivo es ayudar a personas que sufren de problemas con la eyaculación precoz, el vaginismo, entre otros.
Por su parte, los que se especializan en trastornos orgánicos tienen una especialización en medicina y se encargan de tratar problemas relacionados con la salud sexual, como enfermedades y disfunciones.
Por último, los terapeutas ayudan a las parejas a resolver sus problemas de intimidad, ayudándolos a generar confianza para evitar que estos problemas socaven su relación y tengan más confianza a la hora de tener relaciones sexuales.
Fuente: El Diario


Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios