LOS PADRES HEREDAN A LOS HIJOS ?

 

El artículo 746 del Código Civil (dominicano) establece: “Si el difunto no ha dejado ni descendencia, ni hermanos, ni hermanas, ni hijos de éstos, la sucesión se divide por la mitad entre los ascendientes de la línea materna y los de la paterna”.

 

En ése mismo orden, el artículo 748 del Código Civil dispone: “Cuando LOS PADRES de una persona muerta sin descendencia le han sobrevivido, si aquella dejó hermanos o hermanas o descendientes de éstos, LA SUCESIÓN se divide en dos porciones iguales, de las cuales únicamente se concede una al padre y a la madre que deben subdividirla entre sí por partes iguales. La mitad pertenece a los hermanos o hermanas o descendientes de éstos”.

 

En el terreno sucesoral, en la práctica lo más normal es cuando se habla de una sucesión, de inmediato se piensa solamente en los hijos, pero los padres heredan o suceden a los hijos, y cuando una persona muere sin dejar hijos o hijas, le corresponde un veinticinco por ciento (25%) de la herencia al padre, un veinticinco por ciento a la madre (25), y el cincuenta por ciento (50%) restante, le corresponde a los hermanos del fallecido en partes iguales.

 

Pero en el hipotético caso de que al fallecido primero le había muerto el padre, y solamente queda viva la madre, el veinticinco por ciento (25%) que le correspondía al padre, se le suma al cincuenta por ciento (50%) de los hermanos, quienes por ése motivo van a heredar un setenta y cinco por ciento (75%) de la sucesión, y a la madre sobreviviente, le corresponde solamente un veinticinco por ciento (25%, artículo 749 del Código Civil).

 

PERO ES BUENO SEÑALAR, que si el extinto tenía esposa (Ley 659), o una pareja en unión libre (artículo 55 numeral 5 de la Constitución), y los bienes fueron adquiridos dentro de una relación de pareja, obviamente que al cónyuge le corresponde la mitad de los bienes, luego el cincuenta por ciento (50%) de los bienes de la persona que murió sin dejar hijos ni hijas, se divide entre los padres y hermanos, en los porcentajes arriba indicados; pero si el muerto (de cujus, artículo 718), además de no dejar hijos, tampoco dejó esposa ni pareja en unión libre, entonces el cien por ciento (100%) de la sucesión se reparte entre los padres y hermanos del fenecido en la forma y porciones arriba señalados.

 

En caso de que el finado tampoco dejó hermanos o hermanas, entonces el cien por ciento (100%) de la sucesión se divide entre los padres en partes iguales.

 

Dr. JOSÉ ALBUEZ

Abogado Notario

 

Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales:

Publicar un comentario

1 Comentarios