LA VIUDA TUVO QUE VENDER LA CASA PARA DARLE SU PARTE A LA HIJA DEL ESPOSO FALLECIDO




En muchos casos cuando muere el esposo o la esposa en el matrimonio (Ley 659), la vida cambia en términos económicos y calidad de vida en la familia,  y esto ocurre frecuentemente cuando el hombre o la mujer tienen hijos que no son del matrimonio, y los bienes que a veces son suficientes para vivir una vida cómoda, de repente todo cambia porque hay que partir los mismos entre el cónyuge sobreviviente y los sucesores del fenecido (artículo 815 del Código Civil, modificado por la Ley 935 el 25 de junio de 1935, G. O.4806).


CONVIENE SABER que la pareja de esposos casados bajo el régimen de la comunidad legal de bienes (artículo 1400 del Código Civil),  a cada uno de los cónyuges solamente le corresponde el 50% de los bienes inmuebles adquiridos durante el matrimonio (artículo 1401 numeral 3 del Código Civil), y que en caso que muera uno de los dos, ése 50% del fallecido le corresponde a los hijos e hijas herederos del  extinto.

Razón por lo cual, tanto el hombre como la mujer debe estar consciente de que en caso de que muera uno de los dos, solamente tiene derecho a la mitad de los bienes, porque el hombre no hereda a la mujer ni la mujer al hombre, a excepción de la sucesión irregular, cuando no hay hijos ni parientes hábil en grado de suceder, que en éste caso el cónyuge sobreviviente se convierte sucesor irregular del que haya fallecido (artículo 767 del Código Civil).

EN LA PRÁCTICA esto a veces se convierte en un trago amargo para algunas personas, que cuando muere el esposo o la esposa tienen que vender la casa para darle la parte que reclaman algunos sucesores; algunas mujeres dicen: “ Lo que yo he conseguido  trabajando  con tanto sacrificio y esfuerzo es de mis hijos, no quiero que le toque nada a ése otro hijo vago de mi esposo”; pero aunque sea la mujer la que solamente haya comprado o construido la casa, si está casada por el régimen de comunidad legal, al hombre le corresponde la mitad, y si éste muere, son sus hijos e hijas que lo van a heredar (artículos 718 y 731 del Código Civil).

Cuando muere el hombre, la viuda puede permanecer viviendo en el hogar, si sus hijos son los sucesores, porque aunque tienen derecho a reclamar, no van a tirar a su madre para la calle; pero si son hijos e hijas solamente del esposo fallecido, de seguro que hay que vender la casa para repartir la herencia.

Dr. JOSÉ ALBUEZ

Abogado Notario


Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios