LA ESPOSA NO QUIERE QUE HEREDE DE SU CASA EL HIJO DE LA CALLE



El artículo 39 de la Constitución de la República, dispone que: “Todas las personas nacen libres e iguales ante la ley”.

En cuanto a la igualdad de derechos, el artículo 61 de la Ley 136-03, establece que: “Todos los hijos e hijas, ya sean nacidos de una relación consensual, de su matrimonio o adoptados, gozarán de iguales derechos y calidades, incluyendo los relativos al orden sucesoral”.

En la práctica del ejercicio profesional, a través de las consultas que doy, he podido notar que algunas mujeres viven preocupadas porque no quieren que en el futuro, al hijo o a la hija que tuvo su esposo fuera del matrimonio o en la calle como despectivamente se acostumbra a decir, o los hijos de otra mujer; no les toque nada de la casa que ella entiende que es de ella y de sus hijos-as única y exclusivamente.

CONVIENE SABER, que una vez la mujer da su consentimiento libre y voluntariamente para el matrimonio (artículo 56 numeral 2 Ley 659), y éste se realiza bajo el régimen de la comunidad legal de bienes (artículos 1399 y 1400 del Código Civil), el derecho de la esposa sobre los bienes de la comunidad matrimonial, es de un cincuenta por ciento (50%), y la parte restante, corresponde al esposo mientras esté vivo.

En el hipotético caso que el hombre muera, sus bienes pasan de pleno derecho a los hijos e hijas, por ser sus continuadores jurídicos, no importa que sean hijos de la calle (despectivo), de otra mujer, hijos de la querida o amante, etc.

Todos heredan iguales a su padre, ES BUENO SABER, que la esposa no hereda al esposo, con excepción, cuando el hombre al morir no deja ningún sucesor en grado hábil de suceder (artículo 767 del Código Civil).


Con frecuencia, algunas esposas tratan de buscar la forma y el procedimiento legal para blindarse y protegerse ella y sus hijos e hijas, de manera que los hijos-as de la calle (despectivo), o los hijos de otro matrimonio o relación consensual, en un futuro no les toque nada de la herencia de su padre, ni de lo que la esposa entiende que ella ha trabajado y ahorrado; y en ése afán diario, involucran también al esposo, y con tal de lograr su propósito, constituyen una compañía (Ley 479-08), hacen un testamento (artículo 967 del Código Civil), constituyen un régimen de Condominio (Ley 5038); pero al final, tienen que darle al hijo de la calle (despectivo), lo que le corresponde; por lo que recomiendo que tanto la esposa como los hijos-as del matrimonio, se conformen con la parte que legalmente le corresponde, y vivirán en paz, tranquilos y felices.

Dr. JOSÉ ALBUEZ
Abogado Notario


Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios