Importancia y necesidad de una cárcel para mujeres en Barahona




Desde el año 2003 República Dominicana  ha venido avanzado paulatinamente  en materia de régimen penitenciario, esto así a partir  del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria que ha aplicado el país en los nuevos Centros de Correcciones y Rehabilitaciones, iniciando el funcionamiento del Gran Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria en la República Dominicana.


Actualmente, la reforma penitenciaria se encamina a abarcar cada vez más proporción del sistema, a través de la voluntad política, del reconocimiento externo y también de la afirmación en cuanto a modelo penitenciario óptimo para los países vecinos.

La República Dominicana ha avanzado mucho, vivimos en un Estado Social y Democrático de Derecho: ha mejorado su imagen internacional y somos reconocidos en muchas latitudes del mundo, en varios continentes, por el Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria. Naciones Unidas ha decidido en más de una oportunidad, que el modelo penitenciario de la República Dominicana, es reconocido como el mejor para América Latina.

En República Dominicana coexisten dos sistemas penitenciarios: El tradicional - manejado por policías y fuerzas del cuerpo militar - y el del nuevo modelo (cuerpo civil especializado en materia de tratamiento, gestión y seguridad penitenciaria).

Barahona necesita urgente una cárcel para las mujeres de la provincia.

Atendiendo a todo lo que hemos puesto de manifiesto anteriormente, planteamos ahora el caso de nuestra provincia Barahona, la cual tiene un sistema tradicional de cárcel desde épocas inmemoriales. En ese sentido debemos luchar porque se construya en la provincia una estructura penitenciaria dotada del nuevo modelo de tratamiento y gestión penitenciaria, en donde además se incluya la estructura para la prisión de la mujer de la provincia. Esto facilitaría a los familiares de la mujer que se encuentra guardando prisión, el estar cerca de su privada de libertad y atender y vigilar sus necesidades sin tener que trasladarse a lugares lejos e incomodos, como Bani, Neyba, Najayo, entre otros.

La cárcel para la mujer en Barahona evitaría el gasto alto e innecesario para los familiares de la mujer recluida, de pasajes y comidas al momento de visitar su ser querido en prisión. Así además se mantendrían en su pueblo en contacto sus familiares y con la esperanza que dan los familiares y amigos que visitan los establecimientos penitenciarios. 

Es muy deprimente el hecho de ir a guardar prisión lejos de tu pueblo. Llena de impotencia cuando a nuestras recluidas se las llevan a un lejano lugar donde se hace difícil la comunicación con sus familiares,  con el abogado y amigos.  Solo por la falta de voluntad de las autoridades y del pueblo en pro de que la cárcel para la mujer se haga realidad en Barahona.

Por: Enmanuel Santana
Abogado


Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com


Comparte esta noticia en tus redes sociales:


Publicar un comentario

0 Comentarios