IMPEDIMENTOS MATRIMONIALES



El artículo 55 de la Constitución de la República (Dominicana) establece, que la familia se constituye por vínculos naturales o jurídicos, por la decisión libre de un hombre y una mujer de contraer matrimonio o por la voluntad responsable de confirmarla.

 

El numeral 5 del referido artículo constitucional dispone: “ La unión singular y estable entre un hombre y una mujer , libre de impedimento matrimonial, que forman un hogar de hecho, genera derechos y deberes en sus relaciones personales y patrimoniales, de conformidad con la ley”.

 

En la práctica, el mayor impedimento para contraer matrimonio es la existencia de un matrimonio anterior (artículo 55 Ley 659, modificado por la Ley 3931 de fecha 20/09/1954); matrimonio que por ya existir uno, se puede impugnar por los esposos, o por toda persona que tenga interés y por el Ministerio Público (artículos 184 del Código Civil, 61 numeral 6 Ley 659).

 

El artículo 147 del Código Civil, establece que nadie puede contraer segundo matrimonio antes de la disolución del primero.

 

Poco tiempo atrás, no era raro ver a una persona que se casó en Higüey con una pareja, y diez años después se casó con otra persona con una pareja diferente en Santiago, sin haber disuelto el primer matrimonio.

 

Pero también en la actualidad, no es extraño ver a una persona que le diga al Abogado que está casada dos veces.

 

PERO ES BUENO SABER, que la ley prohíbe el matrimonio en personas menores de edad, entre ascendientes y descendientes (entre el padre y la hija, primer grado de consanguinidad), igualmente está prohibido el matrimonio en la misma línea los parientes por afinidad (matrimonio entre el suegro y la nuera, primer grado de afinidad), de conformidad al artículo 56 numeral 6 Ley 659 sobre Actos del Estado Civil).

 

CONVIENE NO CONFUNDIR cuando una persona tiene dos actas de nacimiento (duplicidad de actas), y que se puede solicitar la nulidad de cualquiera de las dos actas al Tribunal de Familia, y permanece la otra vigente, el acta mediante la cual la persona ha realizado los principales actos de su vida jurídica; con la persona que se ha casado una segunda vez sin haber disuelto el matrimonio anterior, lo que hace que el segundo matrimonio únicamente sea anulable.

 

Dr. JOSÉ ALBUEZ

Abogado Notario

 

Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios