Hombre demanda a clínica de fertilidad


El hombre acordó ser un donante anónimo bajo las condiciones de que no se ayudaría a parejas homosexuales ni a madres solteras.

 

Un padre de tres hijos, cuyo esperma ayudó a  parejas homosexuales y a las madres solteras a concebir, está demandando a la clínica de FIV que lo administró.

Neil Gaskell, quien concibió tres hijos a través de FIV con su pareja, afirma que va en contra de sus deseos y principios que su semen haya sido utilizado para ayudar a parejas homesexuales.

Según afirma el Daily Star, su decisión no tiene nada que ver con el “fanatismo” o la “discriminación”, solo quería que los niños concebidos a partir de su esperma tuvieran una madre y un padre.

Gaskell dijo que también descubrió que también había cuatro hijos nacidos de parejas heterosexuales, lo que significa que tuvo 13 hijos que no conoce, informa el diario.

Finalmente, la clínica llegó a un acuerdo y se pactó un pago económico. El hombre aceptó que sus puntos de vista podrían ser vistos como “divisivos”.

Gaskell, de 49 años, originario del Reino Unido, interpuso la demanda contra  Care Fertility Clinic. Se cree que es la primera de este tipo en el país europeo.

Desde entonces, ha enfrentado críticas de padres del mismo sexo y madres solteras, y una de ellas calificó su decisión de demandar como “discriminatoria”.

Al donar su esperma, el Sr. Gaskell y su pareja recibieron un descuento en su tratamiento de FIV.

Sin embargo, cuando completó su formulario de consentimiento para su donación, especificó que “no era para parejas del mismo sexo”.

No se trata de discriminación, no se trata de intolerancia. Acepto que a algunas personas les resultará incómodo, pero quería que cualquier niño nacido de mi esperma tuviera una madre y un padre.

Acepto que lo que dije tendrá opiniones en contra, pero estos niños son lo que más importa. Mucha gente estará totalmente de acuerdo conmigo, mucha gente estará totalmente en desacuerdo, pero mi preocupación son los niños.

Se necesitan un hombre y una mujer para crear un niño. No se puede discutir contra millones de años de biología”, dijo el hombre.

Gaskell quedó furioso después de enterarse de todos los hijos que había engendrado sin su consentimiento.

Comenzó a donar a la clínica en 2010 después de que le dijeran que tenía “esperma con la fuerza de superman”.

Seis años después, la clínica Care, el mayor proveedor privado de tratamientos de FIV del Reino Unido, se puso en contacto con él y le dijo que “se pueden haber cometido errores”.

Se deprimió después de enterarse de que la clínica había actuado en contra de sus deseos y presentó una demanda. A la vez en el tiempo, terminó la relación con su pareja.

No tengo absolutamente ningún problema con eso, ya sea por adopción, FIV o embarazo subrogado. Es solo que en mi caso quería que tuvieran una figura paterna en su vida, en mi opinión, eso reduciría las posibilidades de que vengan buscándome cuando sean mayores “.

El Sr. Gaskell y su ex pareja, de Manchester, pasaron 14 años tratando de tener un bebé, con 12 intentos fallidos.

En 2008 se mudaron a Melbourne y poco después daban la bienvenida a su primer hijo después de un exitoso tratamiento de FIV.

Estaban felices, pero toda la tensión por la utilización del esperma de Gaskell y la demanda les han pasado factura como familia, alude el hombre.

 

Fuente: LaOpinión

FOTO: SHUTTERSTOCK


Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios