¿ES POSIBLE REINTRODUCIR UNA ACCIÓN DE AMPARO DECLARADA INADMISIBLE?

 


El Artículo 1351 del Código Civil Dominicano, establece que: La autoridad de cosa juzgada no tiene lugar sino respecto de lo que ha sido objeto de fallo. Es preciso que la cosa demandada sea la misma; que la demanda se funde sobre la misma causa; que sea entre las mismas partes y formulada por ellas y contra ellas, con la misma cualidad”. Lo anterior implica que para verificar la existencia de cosa juzgada, se exige la identidad de tres (3) elementos, que son: las partes, el objeto y la causa.

Como es bien sabido, los medios de inadmisión son aquellos medios de defensa que se encuentran ligados a la pretensión de impedir que el juez estatuya sobre el fondo del asunto por faltar alguna de las condiciones para actuar en justicia. En el medio de inadmisión por cosa juzgada, que es el medio relacionado con el tema principal, su fin radica en impedir el conocimiento de un nuevo proceso en ocasión del cual se procure decidir acerca de una cuestión ya resuelta.

Tomando en consideración la interrogante del tema en cuestión, la declaratoria de inadmisibilidad de una acción de amparo, no genera cosa juzgada respecto del fondo del asunto, sino sobre el incidente que ha dado lugar a la inadmisibilidad. En efecto, cuando se trata de una cuestión subsanable o temporal ─tal es el caso de la falta de calidad o interés─, no irreparable ni definitiva ─como sucede con la prescripción o la misma cosa juzgada─, se apertura un escenario en el cual, de enmendarse la irregularidad, cabría la posibilidad de reintroducir la acción.[1]

En esa misma sintonía conviene aclarar que lo consagrado en el artículo 103 de la Ley núm. 137-11 Orgánica del Tribunal Constitucional y de los Procedimientos Constitucionales, en cuanto a que: cuando la acción de amparo ha sido desestimada por el juez apoderado, no podrá llevarse nuevamente ante otro juez”, se refiere, a que una segunda acción de amparo es inadmisible, siempre que decida sobre el fondo de la contestación, como es el caso por ejemplo de un rechazamiento o desestimación de la misma.

En definitiva, y en vista de todo lo anterior, lo establecido en el citado artículo 103, resulta inaplicable cuando la decisión ha recaído sobre una inadmisibilidad por no satisfacerse, por ejemplo, el requisito previo para la impulsión de toda acción de amparo de cumplimiento como es, el requerimiento de cumplimiento del deber legal o administrativo incumplido contenido en el artículo 107[2] de la mentada normativa procesal constitucional, que obedece a una cuestión meramente formal, o, tal y como se estableció anteriormente, de una cuestión subsanable o temporal, como es el caso de la falta de calidad o interés, en cuyos casos procede la reintroducción de la acción de amparo sin que se pueda alegar cosa juzgada.

 

Lic. Romeo Trujillo Arias

Abogado / Catedrático Universitario



[1] TC/0172/20.

[2] Artículo 107 establece que:Para la procedencia del amparo de cumplimiento se requerirá que el reclamante previamente haya exigido el cumplimiento del deber legal o administrativo omitido y que la autoridad persista en su incumplimiento o no haya contestado dentro de los quince días laborables siguientes a la presentación de la solicitud”.



Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios