AL MORIR EL PROPIETARIO EL INQUILINO DEJÓ DE PAGAR LA CASA, PORQUE LOS SUCESORES ENTRARON EN LITIS




A rio revuelto, ganancia de pescadores;  algunos inquilinos (Decreto 4807) sacan provecho de los pleitos, líos y demandas que se forman cuando fallece el propietario de la vivienda alquilada; y es que rara vez la viuda y los sucesores uno con el otro se ponen de acuerdo para el manejo de los ingresos en efectivo que genera el patrimonio sucesoral, tales como el dinero de los alquileres de viviendas, locales comerciales, talleres, etc..


En la práctica es muy común y frecuente que un solo de los herederos quiera recibir los ingresos de todos los alquileres para su provecho y beneficio personal,  en perjuicio y detrimento de todos los demás herederos, a veces lo hace también la viuda; de ahí que por el descontento y disconformidad de algunos sucesores, se inicia la notificación al inquilino de actos de alguaciles, en oposición a que se pague en manos de determinado heredero.

Pero el error se comete cuando se le notifica al inquilino simplemente que el requirente se opone a que se  pague en manos de tal persona,  sin indicar en el acto de alguacil a quien se le debe de pagar.

Lo correcto es señalar en la notificación, que el inquilino deposite el pago de los alquileres vencidos y no pagados en el Banco Agrícola (artículo 4 Párrafo II Ley 17-88), en razón de que no existe un consenso o acuerdo entre los sucesores, para nombrar a una persona entre los herederos que se encargue de la administración de los bienes y de los ingresos dejados por el de cujus (artículo 718 del Código Civil).

Algunos herederos que demandan en partición (artículo 815 del Código Civil, modificado por la Ley 935 del 25 de junio de 1935), pueden optar también por demandar en referimiento (artículo 101 Ley 834 del 15 de julio 1978), en solicitud de un Secuestrario judicial de los bienes sucesorales  en litigio (artículo 1961 numeral 2do. del Código Civil), hasta que se termine la demanda de manera irrevocable. 

También puede un sucesor (heredero), solicitar al Juez de Paz correspondiente, la fijación de sellos (artículo 909 numeral  1ro. Del Código de Procedimiento Civil), cuando entienda que  al mobiliario del hogar, negocio, etc., no se le está dando el manejo adecuado,  para evitar que sean sustraídos, y preservar los mismos hasta la decisión final de la partición.

Dr. JOSÉ ALBUEZ
Abogado Notario


Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales:





Publicar un comentario

0 Comentarios