Violador y asesino de Liz María en República Dominicana se habría masturbado frente a ella



Liz María, de 9 años, habría sido estrangulada por su vecino quien también la violó.
FOTO: CORTESÍA

Santo Domingo, RD.- Los vecinos de Liz María Sánchez, la menor de 9 años violada y asesinada en República Dominicana, expresaron su rabia por el brutal abuso al que fue sometida la niña, cuyo cadáver aún no ha sido recuperado.

Por el crimen, fue detenido Starlin Francisco Santos, alias “El Panadero”, de 40 años.
El hombre de 44 años, quien habría confesado el crimen, era vecino del Ensanche Isabelita de Santo Domingo Este donde reside también la familia de la víctima.
La versión que manejan las autoridades apunta a que Santos violó y estranguló a la menor antes de depositar el cadáver en un saco y trasladarlo en moto hasta la autopista Las Américas donde lo lanzó al mar.
Según los reportes de medios en la isla, los padres de la víctima le dieron confianza al hombre y acceso a su casa, lo que facilitó que éste abusara de la forma más brutal de la menor.
“Ese hombre se metía allá, hacía dos semanas ya, metido en su casa. La niña decía que él la tocaba y se masturbaba delante de la niña”, dijo una vecina a AN7.
Otros residentes le pidieron a la Policía Nacional que sea diligente en el caso para que el responsable no quede impune.
“Que ese caso no sea como el de Karla Maciel, que se quede impune. Yo quiero que ese caso llegue hasta lo último”, manifestó airado un habitante de la zona.
“Hay un descuido ahí porque, si desde el principio se hubiesen tomado cartas en el asunto, no hubiera pasado esto”, planteó otro residente.
“A la niña decían que la habían tocado varias veces. Entonces, si ya la habían tocado, ¿qué tenían que hacer?, tomar cartas en el asunto”, agregó el entrevistado.
Sin embargo, Emmanuel Sánchez, padre de Liz María, dijo que le abrió su casa a Santos “por pena”, y que nunca pensó que este le fuera hacer daño a su hija.
“Yo lo veía pasando trabajo, con el niño y yo en mi buena fe y como dominicano al fin le dije que fuera a mi casa para que él y el niño comieran allá. Ese niño estaba flaquito y desnutrido, por pena le abrí las puertas de mi casa”, indicó Sánchez a reporteros.
Sánchez agregó que cree que el sospechoso planeó el hecho con anticipación.
“Él planeó eso, esperó un fin de semana que yo no estaba aquí. Si yo estuviera aquí mi niña estuviera viva y ya a ese charlatán yo lo habría descuartizado. La niña nunca había ido y fue ese día, él la envolvió con lo del celular”, argumentó el hombre.
El progenitor se refería a la supuesta artimaña del atacante de regalarle el aparato electrónico a la niña para ganar su confianza y continuar con los abusos.
Liz María desapareció el pasado domingo, a eso de las 8 a.m., precisamente cuando se dirigía a buscar el celular que el vecino le obsequiaría.
La búsqueda del cuerpo de la menor continúa a pesar de las interrupciones por las condiciones del tiempo. De acuerdo con el reporte de Listín Diario, auxiliares del Ministerio de Defensa integraron un drone con lente infrarrojo como parte de los esfuerzos.
Fuente: El Diario


Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com


Comparte esta noticia en tus redes sociales:


Publicar un comentario

0 Comentarios