Tormenta Laura avanza hacia EE.UU.; deja muerte y destrucción en RD y Haití



Militares controlan que residentes no se acerquen a la orilla de una calle destrozada debido a las intensas lluvias causadas por la tormenta Laura en Santo Domingo (República Dominicana). .EFE/ ORLANDO BARRÍA

La tormenta tropical Laura, que este domingo ha dejado al menos 12 muertos a su paso por República Dominicana y Haití, se dirige hacia Cuba con vientos más fuertes, mientras el huracán Marco enfila a través del Golfo de México hacia el sur de Estados Unidos.

Laura tocó tierra anoche en la República Dominicana, pero ya ha salido de territorio nacional y se encuentra entre el canal que separa Haití y Cuba, según los datos ofrecidos por las autoridades dominicanas.

El gráfico de recorrido que ofrece el Centro Nacional de Huracanes (NHC) estadounidense, muestra que Laura dejará Cuba como muy pronto el martes de la semana que viene, para adentrarse en aguas del Golfo de México y dirigirse al sur de Estados Unidos convertida en huracán.

En Cuba, la tormenta ha llegado reforzada, donde está dejando las primeras lluvias, fuerte oleaje y vientos huracanados, unas condiciones que se extenderán mañana en su recorrido por la isla camino al Golfo de México.

Estragos en la República Dominicana

En su primer balance sobre los daños ocasionados por Laura, el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) ha informado de que al menos tres personas han muerto este domingo por las lluvias torrenciales causadas por el fenómeno, que provocó la evacuación de un millar de personas, mientras que 210 casas sufrieron daños.

Una mujer de 44 años y su hijo de 7, identificados como Yilenia y Darwin Frías, han fallecido en un barrio de Santo Domingo tras derrumbarse su vivienda y horas más tarde el cuerpo del niño aún estaba semisepultado entre los escombros, según la agencia de noticias EFE.

«La pared le cayó encima de una vez. Esa pared se derrumbó y le cayó encima de la casa», ha explicado ante la prensa la hermana y tía de los fallecidos, Adeila Frías, que hace responsable de la tragedia a los propietarios del terreno donde se erigía el muro, frente a la casa «tienen que dar la cara, ellos sabían que esa pared se iba a derrumbar», ha agregado.

La tercera víctima es un hombre que no ha sido identificado, que ha pedido la vida después de que un árbol cayese sobre su casa, en La Guáyiga, localidad ubicada a 22 kilómetros de la capital de la República Dominicana, totalmente en alerta por Laura.

En tanto, datos de las distribuidoras de energía indican que 1,1 millones de viviendas y comercios están sin servicio eléctrico, en el sur y este del país, donde, además, muchos sectores no tienen agua potable debido a que varios acueductos no están operando a causa de la tormenta.

Los servicios de emergencia no han dado abasto para atender las incidencias provocadas por la intensidad de las lluvias, pero especialmente severos han sido los estragos causados por la tormenta en zonas de cañada, como en el sector Los Ríos, en Santo Domingo, donde la fuerza del agua se llevó cimientos de una vivienda, y otras muchas peligran si continúa el torrente.


  
Una pareja saca algunas de sus pertenencias a la calle para que se sequen después de que su hogar se inundara debido a las intensas lluvias en Santo Domingo (República Dominicana). EFE/ ORLANDO BARRÍA

        Por: ALI NUÑEZ


Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios