¿Puede la canela proteger contra el VIH?, esto dice la ciencia


La canela es una especia que ha sido apreciada desde la antigüedad por sus propiedades medicinales. Desde 2000 a. C en el Antiguo Egipto se consideraba un regalo digno de los reyes. En la época medieval, los médicos lo usaban para tratar afecciones como tos, artritis y dolor de garganta. En la antigua Roma, la canela se consideraba más preciosa que el oro.
Actualmente está aromática especia ha sido objeto de numerosos estudios donde se analizan sus compuestos, tienen propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antidiabéticas y antimicrobianas que podrían ofrecer protección contra múltiples enfermedades. Entre las investigaciones hay las que muestran los efectos de la canela ante el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).
Se ha descubierto que la canela aporta beneficios a la salud como:
·         Control del azúcar en sangre
·         Reducir los niveles de colesterol y triglicéridos
·         Reducir la presión arterial
·         Mejorar la memoria y la cognición
Qué hay sobre la canela y el VIH
El síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) es causado por el VIH y la proteasa del VIH-1 juega un papel esencial al promover la maduración del virus y así infectar nuevas células.
Un estudio realizado por la Universidade Federal da Paraíba en Brasil encontró que la canela puede ayudar a proteger contra el VIH.
De 69 especies de plantas medicinales examinadas, 16 fueron eficaces contra el VIH-1 y 4 fueron contra el VIH-1 y el VIH-2.
Los extractos más eficaces contra el VIH-1 y el VIH-2, respectivamente, son la corteza de canela de Cassia (Cinnamomum cassia) y el brote y fruto de la canela (Cardiospermum helicacabum).
En otro estudio de laboratorio, científicos de Francia, Austria, India, Taiwán y Japón también encontraron que un extracto de canela mostraba actividad anti-VIH.
“Esto no significa que los alimentos que contienen canela puedan tratar o prevenir el VIH, pero los extractos de canela podrían algún día formar parte de la terapia contra el VIH”, publica Medical News Today.
Datos generales sobre la canela
La canela se obtiene cortando los tallos de los árboles de canela. Hay dos tipos principales de canela: Cassia y Ceilán.
La canela de Ceilán proviene de Sri Lanka. Algunas personas la llaman “canela verdadera”. La canela de Cassia se origina en el sur de China. La mayoría de los alimentos de Estados Unidos contienen canela de cassia.
El olor y el sabor distintivos de la canela se deben a la parte aceitosa, rica en el compuesto cinamaldehído, que se cree que es responsable de la mayoría de los beneficios para la salud de la canela. La canela contiene grandes cantidades de antioxidantes polifenólicos muy potentes.
Un estudio evaluó la actividad antioxidante de 26 especias diferentes. La canela terminó como la ganadora, incluso superando al ajo y al orégano. 
Consumo 
No se ha llegado a un consenso sobre la cantidad de canela que se debe consumir diariamente para lograr los beneficios para la salud.
Algunos expertos en nutrición señalan que 1/2 cucharadita (aproximadamente 2 g) de canela al día puede reducir los niveles de azúcar en sangre, colesterol y triglicéridos entre un 12 y un 30 por ciento.
Para los aceites de canela, la dosis típica es de 1 a 2 gotas en agua caliente o té.
Precauciones
El consumo de cantidades moderadas de canela en general parece ser seguro. Pero como con otras especias, se recomienda consumir con moderación. La canela contiene cumarina, el consumo excesivo de cumarina puede provocar daño hepático y afectar la coagulación.
La canela Ceilán tiene un contenido mucho más bajo en cumarina que la variedad Cassia.
Las personas que toman anticoagulantes u otros medicamentos, tienen diabetes o enfermedad del hígado deben consultar con su médico antes de agregar canela a su dieta.

Fuente: El Diario


Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios