LOS DOMINICANOS EN EL EXTRANJERO Y EL ACUERDO DE GUARDA ENTRE LOS PADRES DE UN HIJO MENOR DE EDAD



Reside en Francia, una joven dominicana que me visitó hace varios años, quien había realizado una petición desde el exterior para llevarse a su hijo menor de edad a vivir con ella.


El niño vivía en el Distrito Nacional, República Dominicana, con su abuela materna, el padre tenía domicilio en un pueblo del Sur del  país, pero para nada se preocupaba de su hijo, no cumplía su obligación como padre con el niño con los alimentos, ropas, zapatos, atención médica  (artículos 170 Ley 136-03), y tampoco visita a su hijo.

Era su madre quien le enviaba desde Francia, todo lo que su hijo necesitaba y se mantenía en comunicación con el menor. 

Recuerdo que la joven madre me dijo que quería que como Notario Público le hiciera un documento de guarda (artículo 82 Ley 136-03), y de salida del país de su hijo menor de edad (artículo 204 Le 136-03), pero que el papá del niño no tenía que tener ningún tipo de participación, porque él no sabía si su hijo comía y vestía,  y que además ella no sabía de su paradero; en seguida le expliqué que como ella tenía prisa, y pronto regresaría a Francia y necesitaba el documento con urgencia, lo mejor para ella sería que se pusiera de acuerdo con el padre del niño, para que ambos firmaran el documento, de lo contrario tendría que realizar una demanda de guarda por ante el Tribunal de Niños, Niñas y Adolescentes ( artículos 84 y 90 Ley 136-03), y eso le tomaría tiempo. 

Al otro día se apareció a mi oficina con el padre del niño para firmar el referido acuerdo de guarda, mediante el cual  se establecieron los puntos siguientes:
1) El otorgamiento de la guarda del menor que el padre le hacía a la madre, sin oposición a que el niño se fuera a vivir con su madre a Francia;
2) La manutención del niño quedaba a cargo de la madre, con la participación del padre de acuerdo a sus posibilidades de ingresos y económicas;
3) Que el niño pudiera salir y entrar del país con su madre, todas las veces que sea necesario, sin la necesidad de una autorización previa por parte del padre;
4) El Régimen de visitas (artículo 96 Ley 136-03), para que el niño compartiera con su padre en tiempo de vacaciones escolares y de navidad. 

El acuerdo fue homologado en la Sala Civil del Tribunal de Niños, Niñas y Adolescentes; luego certificado en la Procuraduría General de la República, y apostillado en el Ministerio de Relaciones Exteriores (Mirex), y/o Cancillería, y finalmente enviado a Francia, hasta el día de hoy.

Dr. JOSÉ ALBUEZ

Abogado Notario


Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios