EL PADRE NO PUDO DECLARAR AL NIÑO, PORQUE LA MADRE ESTÁ CASADA


El artículo 62 de la Ley 136-03, promulgada el 7 de agosto del 2003, establece que los hijos que han nacidos dentro de un matrimonio, se consideran  que son hijos del esposo; en ése mismo orden, el artículo 312 del Código Civil, indica que el hijo concebido durante  el vínculo legal del matrimonio, se reputa como hijo del marido.


En la práctica se ve con frecuencia que algunas mujeres se casan (Ley 659 Sobre Actos del Estado Civil, del 17 de julio de 1944) en estado de gestación o embarazo, con quien no es el padre de la criatura; otras mujeres, estando legalmente casadas, se separan de hecho, y no hacen el divorcio (Ley 1306-Bis Sobre Divorcio, del 21 de mayo de 1937), y así duran dos y tres años, y de repente se enamoran de otra persona  y formalizan una relación, y quedan embarazadas de un hombre que no es la persona con quien está legalmente casada.

El problema legal se presenta, cuando el padre biológico de un niño o niña pretende realizar la declaración de nacimiento y el reconocimiento de su hijo o hija como padre, por ante la Oficialía del Estado Civil correspondiente, y allí le comunican que no procede la declaración de nacimiento,  porque al introducir en el archivo digital (computadora) el número de cédula y nombre de la madre de la criatura, ésta figura de que está casada con otra persona que no es el hombre que quiere hacer la declaración de nacimiento y reconocer a su hijo o hija.

En cualquier circunstancia en que la mujer casada haya quedado embarazada, si el padre biológico de la criatura no es el esposo, para que dicho padre pueda darle su apellido a su hijo o hija, debe demandar el reconocimiento por ante el Tribunal de Niños, Niñas y Adolescentes, para que el Magistrado (a) apoderado (a), mediante sentencia ordene que sea registrado en el Libro Registro de Nacimiento, el nacimiento y reconocimiento de un niño o niña procreado por una mujer casada con un hombre que no es el esposo. 

En éste tipo de caso, es obligatorio realizar la prueba del ADN (artículos 62 Ley 136-03, 2 Ley 982 Sobre Filiación); el padre que realice la demanda, debe citar a la madre y al esposo, para que dicha demanda no sea rechazada por el Tribunal, y solicitar al Juez en la primera audiencia, un oficio para la realización del ADN.

Dr. JOSÉ ALBUEZ

Abogado Notario


Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios