EL ESPOSO CONSTRUYÓ LA CASA EN EL SOLAR DE LOS SUEGROS. CON EL DIVORCIO, LA MUJER LE DIJO QUE ÉL AHÍ NO TIENE NADA QUE BUSCAR


En la práctica, he visto en varias ocasiones casos de hombres jóvenes, que empezando una relación matrimonial (Ley 659) quieren tener su propia casa, para evitar el pago de los alquileres (Decreto 4807)  y los suegros le ofrecen de buena fe  la facilidad de construir la vivienda en el solar de ellos; a veces en la azotea, en el patio o a un lado de la casa de los suegros dentro de su solar o terreno.

Por lo general, en éste tipo de caso casi siempre con el tiempo se presentan las situaciones siguientes:

En primer lugar,  que como consecuencia de una ruptura de la relación de pareja en el caso de la unión libre (artículo 55 numeral 5 de la Constitución) , o de divorcio (Ley 1306-Bis)  cuando es  un matrimonio, el hombre o ex esposo, pierda todo lo invertido en la construcción de la casa, ya que ha construido en  un terreno ajeno, y el título de propiedad (artículo 544 del Código Civil) figura a nombre de los suegros.

En segundo lugar, de que en caso de muerte de los suegros, los sucesores no reconozcan la construcción de la casa realizada por el esposo de la hija de los suegros fallecidos, y entiendan y consideren que la  casa construida es parte de la herencia.

CONVIENE SABER que el hecho de que una persona construya  en terreno de algún familiar o  pariente por afinidad con autorización verbal y no escrita, aunque tenga las facturas de los blocks, cementos, varillas, cerámicas, inodoros, que compró para la construcción; si luego le niegan ése derecho, en una posible demanda, no tendrá éxito porque construyó en un terreno registrado a nombre de otra persona.

LO CORRECTO ES, que antes de la persona construir el propietario del terreno (derecho registrado) mediante  un acto notarial auténtico  lo autorice a construir (artículo 24 Resolución No. 2669-2009, Reglamento General de Registro de Títulos)

Pero es BUENO SABER, que si la autorización para construir es en la azotea (segundo piso), o en el techo de un segundo piso para construir un tercer nivel, además de la autorización notarial (Ley 140-15), para que el primer piso, el segundo y un posible tercer piso puedan tener los títulos de manera individual, se hace obligatorio constituir un CONDOMINIO (Ley 5038), de lo contrario no se podrá obtener título de la construcción, aunque el propietario del terreno lo haya autorizado a construir.

Dr. JOSÉ ALBUEZ
Abogado Notario


Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com


Comparte esta noticia en tus redes sociales:


Publicar un comentario

1 Comentarios