Cómo el café ayuda a tu cerebro y favorece la memoria




FOTO: PIXABAY / PEXELS

El café tiene efectos inmediatos y a largo plazo en el cerebro. A corto plazo puede aumentar el estado de alerta, la energía, la capacidad de concentración e incluso mejorar el estado de ánimo; mientras que consumirlo en cantidades moderadas por mucho tiempo puede favorecer la memoria, proteger del deterioro cognitivo y se ha relacionado con un menor riesgo de padecer Alzheimer y Parkinson.

Antidepresivo
La cafeína puede afectar estados mentales como aumentar el estado de alerta y la atención, reducir la ansiedad y mejorar el estado de ánimo.
Disminuye el riesgo de suicidio
“La ingesta moderada de cafeína (menor a 6 tazas al día) se ha asociado con menos síntomas depresivos, menos fallas cognitivas y menor riesgo de suicidio”, de acueroo a una publicación en el Journal of Alzheimer’s Disease. 
Hay una reducción del 28% en el riesgo de depresión comparando las ingestas más altas con las más bajas de cafeína. El beneficio mayor se produce en las ingestas por encima de 68 mg y por debajo de 509 mg al día, según un metanálisis publicado en la Revista de Psiquiatría de Austria y Nueva Zelanda.
Una taza de 8 onzas tiene en promedio 96 mg de cafeína.
Menor riesgo de Parkinson
La enfermedad de Parkinson es causada principalmente por niveles bajos de dopamina. La cafeína en el café puede proteger las células del cerebro que producen dopamina.
Estudios han encontrado un riesgo 25% menor de desarrollar Parkinson con una mayor ingesta de café con cafeína.
Alzheimer
Beber de 3 a 5 tazas de café al día en la mediana edad (edad media 50 años) se asocia con una disminución del riesgo de demencia en aproximadamente un 65% al ​​final de la vida, según un estudio publicado en la Revista Europea de Nutrición Clínica. 
Cómo actúa el café
El café no solo actúa gracias a la cafeína y protege el cerebro de distintas formas. Tres de ellas son a través de la cafeína, sus polifenoles (que incluyen ácido clorogénico y ácido quínico), y la tregonelina. Uma Naidoo, psiquiatra y experta en nutrición lo explica:
Cafeína. La cafeína aumenta la serotonina y la acetilcolina, que pueden estimular el cerebro y ayudar a estabilizar la barrera hematoencefálica.
Polifenoles. Los polifenoles que se encuentran naturalmente en el café con cafeína y descafeinado pueden actuar como antioxidantes para reducir el daño oxidativo y la inflamación de las células.
Trigonelina. La trigonelina puede activar los antioxidantes, protegiendo así los vasos sanguíneos del cerebro.
No solo es bueno para el cerebro
Beber café regularmente puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.
Los bebedores de café también tienen un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Los polifenoles y minerales como el magnesio en el café pueden mejorar la efectividad del metabolismo de la insulina y la glucosa en el cuerpo.
Recomendaciones
Toma el café filtrado. El café sin filtrar como el de prensa francesa y los cafés turcos, contiene diterpenos, sustancias que pueden elevar el colesterol malo LDL y los triglicéridos.
El consumo moderado es entre dos y cuatro tazas por díamenos de 400 mg de cafeína al día. Dosis más altas pueden tener efectos negativos como ansiedad, inquietud, insomnio y aumento de la frecuencia cardíaca.
Las embarazadas deben consumir menos de 200 mg de cafeína al día, la cantidad en 2 tazas de café.
Las personas con riesgo de osteoporosis y las que toman ciertos medicamentos (incluidos algunos antibióticos, antidepresivos y antipsicóticos) deben limitar el consumo de café con cafeína.
Procura no cargar tu café con azúcar y grasa saturadas en forma de crema y sustitutos de crema que además tienen otros aditivos. Esto puede contrarrestar los beneficios para la salud de tu bebida.

Por: Alba Hernández


Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios