EL INQUILINO NO HA PAGADO NI UN SOLO MES DE ALQUILER DESDE QUE EMPEZÓ LA CUARENTENA.




Legalmente el inquilino está en la obligación de pagar,  ya que la declaración de emergencia (artículo 262 de la Constitución), y las medidas tomadas por Decreto por el Presidente de la República, en nada tocan la relación contractual entre propietario e inquilino (Decreto 4807), en cuanto a la exoneración o suspensión de los pagos a que está obligado realizar el inquilino todos los meses, en razón de que es una obligación del arrendatario pagar los alquileres vencidos en los plazos convenidos (artículo 1728 numeral 2do. del Código Civil).

CONVIENE SABER que los contratos tienen un efecto obligatorio, en virtud de que “Las convenciones legalmente formadas tienen fuerza de ley entre aquellos que las han hecho (artículo 1134 del Código Civil)”.

PERO ES BUENO SABER que los contratos son acuerdos de voluntades,  que una persona no está en la obligación de aceptar firmar un contrato de alquiler,  es libre para no hacerlo y nadie puede obligarlo, porque entonces el consentimiento no sería válido, no estarían completas las condiciones esenciales para la validez de las convenciones (artículo 1108 del Código Civil),  se estaría frente a un contrato  viciado (artículo 1109 del Código Civil).

Pero una vez una persona en su sano juicio, y de manera libre y voluntaria  firma un contrato de alquiler (artículo 1709 del Código Civil), ya está obligado por el mismo, lo pactado obliga (pacta sunt servanda).

Estoy de acuerdo que los propietarios de viviendas sean un poco flexible  y razonable con aquellos inquilinos que de manera justificada han visto mermar sus ingresos económicos con la crisis de la pandemia, en cuanto a darles facilidades en los pagos, y con más razón, a los inquilinos de locales comerciales.

Pero los inquilinos que cobran y los que de alguna forma u otra perciben ingresos, deben pagar, y cumplir con la obligación asumida.

Escuché a un propietario de una vivienda alquilada enojado decir: “ El Covid-19 es ahora la excusa para algunos inquilinos  no pagar, pero yo si tengo que pagar mis deudas”.

El inquilino que desde que inició la cuarentena no ha pagado los alquileres vencidos, o tiene atrasos exagerados en los pagos, incumple con una de sus principales obligaciones asumidas en el contrato de alquiler, que es la de pagar puntualmente, en consecuencia incumple el contrato, viola  el artículo 1728 numeral 2do., en cuanto a su obligación de pago, el artículo 1134 y el Decreto 4807.

Por:  Dr. JOSÉ ALBUEZ
Abogado Notario


Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en las redes sociales:

Publicar un comentario

1 Comentarios