¿Qué sucede en nuestro cuerpo ante la ausencia de sexo?


El sexo activa las sensaciones del cuerpo, haciendo que participen todos los sentidos y liberando hormonas como la oxitocina y la endorfina. Estas contribuyen a reducir los niveles de estrés y generan una sensación de bienestar.
Con todo esto, es lógico pensar que la falta de sexo podría llegar a afectar nuestra salud. Así que aquí te explicaremos lo que ocurre con nuestro cuerpo cuando tenemos ausencia de relaciones sexuales.
Menos sexo, más estrés y enfermedades
Según un artículo de Infobae, mantener relaciones sexuales de forma periódica contribuye a mejorar el sistema inmune, y ayuda al cuerpo a prepararse para combatir las enfermedades. Esto se debe a la producción o liberación de endorfinas, según un estudio publicado en la revista Frontiers Inmunology.
Además, el hecho de mantener un contacto estrecho e íntimo con otra persona refuerza la validación y aceptación del individuo, contribuyendo a mejorar su percepción sobre sí mismo, y estrechar el vínculo con otras personas.
La falta de relaciones sexuales, por lo tanto, perjudica estos campos, incluyendo el estado de ánimo, provocando episodios depresivos. Además, el estrés que genera la falta de sexo puede hacer que nos irritemos y estemos de un mal humor constante.
Falta de lubricación y debilidad de las paredes vaginales
En el caso de las mujeres, la lubricación en la zona vaginal va desapareciendo gradualmente, sobre todo cuando se llega al periodo de la menopausia. Si las relaciones sexuales son escasas durante esta etapa, la resequedad se producirá más rápido.
Por otro lado, las paredes vaginales se debilitan, lo que puede causar atrofias. En el caso de los hombres también puede pasar algo parecido. Hay que tener en cuenta que las relaciones sexuales estrechan los lazos afectivos entre dos personas, creando una sensación de placer y seguridad.
Sexualidad responsable
Si bien es cierto que los beneficios de las relaciones sexuales contribuyen a nuestro bienestar, también es cierto que es importante asumir nuestra sexualidad de forma responsable para evitar enfermedades de transmisión sexual.
Por eso, conocer a nuestra pareja es fundamental para aumentar nuestra confianza y disfrutar plenamente de esta actividad íntima placentera.

Fuente: El Diario

Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en las redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios