Militar hispano en activo es sospechoso de ataque mortal a policías. Piden ayuda para esclarecer el caso


Santa Cruz, California, EE,UU.- Autoridades locales y federales en Santa Cruz, California, pidieron este lunes ayuda al público para obtener detalles sobre el ataque mortal que sufrió un grupo de policías presuntamente a manos de un sargento hispano de la Fuerza Aérea de Estados Unidos en servicio activo.
El incidente, que terminó con la vida de un agente y dejó heridos a otros dos, ocurrió el sábado pasado cuando el grupo de miembros del Departamento del Alguacil de Santa Cruz respondió a una llamada al 911 en la que se alertaba de una furgoneta sospechosa en el área de Ben Lomond.
La persona que hizo la denuncia dijo que había armas y dispositivos para fabricar bombas dentro del vehículo, según informó el jefe del Alguacil de Santa Cruz, Jim Hart, en una conferencia de prensa.
Cuando los agentes llegaron al lugar la furgoneta se alejó de la patrulla y se estacionó en la entrada de una casa.
Tras salir de su vehículo los agentes fueron atacados con una ráfaga de disparos y detonaciones de bombas caseras.
El oficial Damon Gutzwiller resultó herido y luego murió en un hospital tras el ataque. Un segundo agente fue herido por disparos o metralla, y golpeado por la camioneta cuando el sospechoso huyó.
Un tercer oficial de la Patrulla de Carreteras de California (CHP) que respondió al llamado recibió un disparo en la mano.
Arresto ciudadano
El sospechoso, Steven Carrillo, de 32 años, logró huir hasta el patio trasero de una vivienda del vecindario.
Según Hart, el sospechoso, que portaba un rifle AR-15, amenazó al residente de la casa y le pidió las llaves de su automóvil. El hombre entró a su casa con calma y regresó con las llaves.
Al tomar las llaves Carrillo le dio la espalda al hombre, y este saltó sobre él, lo derribó y logró hacer que tirara el rifle. En medio del forcejeo, el sospechoso sacó una bomba casera que llevaba en su cintura e intentó detonarla, pero el hombre logró impedírselo.
El atacante terminó sacando una pistola que también llevaba en la cintura, pero finalmente fue desarmado e inmovilizado por el residente hasta que llegaron las autoridades.
Carrillo, un sargento en servicio activo estacionado en la Base de la Fuerza Aérea de Travis, en el norte del estado, fue herido de bala en medio del arresto, y trasladado a un hospital.
Hart dijo que el residente no quería ser identificado pero señaló que se aseguraría de otorgar una medalla de ciudadano al hombre por sus acciones heroicas.
FBI investiga otros posibles casos
John F. Bennett, agente especial del FBI, confirmó en la conferencia de prensa que su agencia está investigando si Carrillo tiene algún vínculo con el asesinato de un oficial federal que recibió un disparo fuera de la corte federal en Oakland el pasado 29 de mayo.
Una de las pistas que las autoridades federales siguen es una camioneta blanca parecida a la involucrada en la del tiroteo del sábado.
Por su parte el fiscal general de Santa Cruz, Jeffrey S. Rosell, dijo en la conferencia que aún están recopilando información y que no será sino hasta el próximo viernes que se presenten cargos contra Carrillo.
Carrillo pertenecía a un equipo de fuerza de élite llamado “Phoenix Ravens”. Este grupo especializado tiene la tarea de proteger los aviones y las tripulaciones “donde la seguridad es desconocida o se necesita seguridad adicional para contrarrestar las amenazas locales“, según la descripción de la Fuerza Aérea.
El hispano estaba localizado en la base de la fuerza aérea de Travis, a 50 millas (81 kilómetros) al noreste de San Francisco.

Por: EFE 


Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com
Comparte esta noticia en las redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios