Los dominicanos ausentes y la reclamación de herencia



“TENGO QUE IR A MI PAÍS A RESOLVER ÉSE PROBLEMA”, es la  expresión que escucho a veces decir a algunos hermanos dominicanos residentes en el extranjero,  con relación a la reclamación de alguna herencia en el país, con motivo de la muerte del padre o la madre.

PERO ES BUENO SABER que los  asuntos legales no se solucionan en tres semanas, ni en tres meses, razón por la cual, se hace necesario que ése dominicano-a ausente, otorgue un mandato (artículo 1984 del Código Civil), es decir, un poder a un Abogado (Ley 3-19), o algún familiar, para que lo represente el en país, en caso de que la partición sea amigable, un familiar, puede firmar el acuerdo de partición amigable (artículo 138 del Reglamento de los Tribunales de Tierras), un posible acto de venta (artículos 1582 y 1134 del Código Civil), y apoderar a su vez a un Abogado para la parte jurisdiccional administrativa, en lo que tiene que ver con la Determinación de Herederos y Partición (artículo 57 Ley 108-05).

A veces, el dominicano/a ausente quiere dar un poder a algún familiar en el país  para que le venda su sucesión, le reciba el dinero del banco, le alquile la casa, le cancele el contrato de luz, es decir, para todo, y esto no es posible, ya que si el familiar va a vender su herencia, debe de ser un poder especial (artículo 1987 del Código Civil), en virtud de que el poder general, solamente comprende actos de administración (artículo 1988).

En caso de que la reclamación de herencia sea litigiosa, porque no haya acuerdo ni consenso entre los sucesores y el cónyuge sobreviviente, entonces se debe realizar un contrato cuota Litis entre el cliente y su Abogado, para que el Letrado demande o asuma la defensa en los Tribunales.

Si el hermano-a dominicano-a por alguna rezón no puede venir al país a dar el  referido mandato, puede dirigirse por ante el Cónsul Dominicano de su demarcación en el exterior, quien en funciones de Notario Público (artículo 2 literal A Ley 716 Sobre Funciones Públicas de Los cónsules Dominicanos, y artículo 21 Ley 140-15), quién redacta y firma el correspondiente poder especial o contrato cuota Litis.

El hermano dominicano-a en el exterior se debe presentar por ante el Cónsul Dominicano, con los documentos siguientes:
1) Su cédula o pasaporte y acta de nacimiento;
2) Copias de los títulos de la sucesión;
3) Copia del acta de defunción;
4)  Copia de la cédula del Abogado y de su carnet del Colegio de Abogados de la República (Ley 3-19); los documentos del Abogado, los puede enviar mediante una foto por WhatsApp. 

Dr. JOSÉ ALBUEZ

Abogado Notario


Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en las redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios