EL HOMBRE NO SE QUIERE CASAR, TEME PERDER SUS DOS APARTAMENTOS EN CASO DE DIVORCIO



Existe una presunción, al menos una presunción simple (juris tantum), que admite la prueba en contrario, de que los inmuebles (casa, apartamento, solar o finca), que figuran a nombre de uno de los esposos, forman parte de la comunidad matrimonial; pero dicha presunción puede ser destruida con la prueba en contrario (certificado de título) de que ya sea el hombre o la mujer, antes del matrimonio,  había comprado y adquirido la casa, el solar, la finca o el apartamento, en consecuencia, el inmueble obtenido antes de la nupcias, no entra en la comunidad ni en partición (artículo 1404 del Código Civil).

EN LA PRÁCTICA, he visto hombres y mujeres que tienen un noviazgo, y se mantienen en la indecisión por mucho tiempo de si se casan o no se casan, porque tienen el temor de que si la relación no funciona, su pareja luego le reclame la mitad de la casa, del solar, la finca o el  apartamento, que compró con mucho sacrificio;

PERO ES BUENO SABER que no hay nada que temer, si se demuestra en una posible partición, ya sea por muerte (artículo 815 del Código Civil, modificado por la Ley 935 del 25 de junio de 1935), o ya sea por divorcio (Ley 1306-Bis), de que la casa, la finca, solar o apartamento, lo adquirió el hombre o la mujer  antes de casarse (artículo 1404 del Código Civil), o que luego del matrimonio, la adquisición fue producto de una herencia que recibió el hombre o la mujer, los mismos no entran en partición.

EN LA PRÁCTICA, se recurre con frecuencia, a veces sin necesidad, a la CELEBRACIÓN DE UN MATRIMONIO CON SEPARACIÓN DE BIENES (Ley 2125 del 27 de septiembre del 1949, que derogó los artículos del 1536 al 1539 del Código Civil), solamente para proteger el hombre o la mujer, un apartamento o casa, que no corre ningún peligro, porque se tiene el Certificado de Título de que fue adquirido antes de la celebración de la boda o que fue recibido, mediante una decisión del Tribunal de Tierras, con  motivo de una solicitud de determinación de herederos y partición (artículo 57 Ley 108-05); algunos hombres cuando tienen bienes, se ponen chivo y no se casan, pero forman una relación de pareja en unión libre, la cual genera derechos y deberes (artículo 55 numeral 5 de la Constitución), y finalmente, en principio los bienes muebles y luego los inmuebles adquiridos dentro de la relación consensual o de hecho, los tienen que partir con la mujer (artículo 1401 del Código Civil).

Por: Dr. JOSÉ ALBUEZ
Abogado Notario

Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en las redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios