Aumenta a más de $1 millón fianza a policía acusado de matar a George Floyd


Derek Chauvin, el ex policía de Minneapolis (Minnesota) acusado de matar a George Floyd, compareció ayer por primera vez ante la corte presidida por la jueza Jeannice Jenkins, quien le impuso una fianza de $1,25 millones de dólares, con la opción de reducirla a $1 millón bajo ciertas condiciones.
La magistrada estableció que para poder optar a una reducción en su fianza, Chauvin deberá comprometerse a cumplir con la ley, comparecer ante la corte, no trabajar para las fuerzas de seguridad pública o privada, renunciar a las armas de fuego y cualquier permiso de porte, no abandonar el estado de Minnesota y no tener contacto con la familia de Floyd, resumió EFE.
Ni Chauvin ni su abogado, Eric Nelson, pusieron objeción a la fianza ni a estas condiciones durante esta vista judicial que se prolongó durante unos 15 minutos al mediodía del lunes, hora local.
El acusado se presentó ante la jueza por video conferencia desde la prisión de Oak Park Heighs, donde se encuentra encerrado bajo la acusación de asesinato en segundo grado.
Esta noticia llega cinco días después de que el fiscal general del estado de Minnesota, Keith Ellison, endureciera los cargos contra él e incluyó en el caso a los otros tres agentes presentes en la escena, que también han sido despedidos de la policía de Minnesota.
Se trata de los ahora ex policías Tou Thao, J. Alexander Kueng y Thomas Lane -detenidos bajo una fianza de $750 mil dólares-, presentes durante la fatídica detención de Floyd el 25 de mayo, por ayudar e instigar el asesinato en segundo grado.
Pero es el rostro de Chauvin el que le ha dado la vuelta al mundo gracias al video que muestra los últimos minutos de vida del afroestadounidense Floyd.
Chauvin es el agente de policía que durante casi nueve minutos mantuvo impasible su rodilla sobre el cuello de Floyd, sometido mientras en el piso decía “no puedo respirar”. La acción generó una ola de protestas violentas en unas 40 ciudades de EE.UU.
El asesinato en segundo grado ocasiona el fallecimiento de alguien sin intención mientras se inflige o se intenta infligir un daño y puede ser penado con hasta 40 años de prisión.

Fuente: El Diario

Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com
Comparte esta noticia en las redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios