¿Ante qué situaciones es necesario realizar la terapia sexual y cuáles son sus resultados?


La terapia sexual es un espacio idóneo para atender dudas o problemas que tengas respecto a tu sexualidad o la vida sexual que mantengas en pareja, pero también asuntos que afecten la continuidad de la relación.
En los siguientes apartados conoceremos algunas de las situaciones que pueden abordarse con la terapia sexual.
Inquietudes sobre el deseo sexual
Según la Mayo Clinic, la terapia de pareja es un espacio en que tú, tu pareja o ambos pueden expresar sus dudas respecto a la posible ausencia de deseo sexual en la relación, que puede tener consecuencias en otros ámbitos de la relación
Las dudas sobre el deseo sexual también involucran las interrogantes respecto a qué puede hacerse para incrementarlo. Esto suele incluir elementos tales como juegos de roles, el uso de juguetes, fantasías sexuales, etcétera.
Dudas sobre el interés u orientación sexual
La terapia de pareja también es lugar para discutir y reflexionar sobre tu interés sexual o el de tu pareja en caso de que cualquiera de los dos tenga dudas en torno a su orientación sexual.
En estos casos, la terapia es un espacio para que esa duda florezca y pueda llegar a donde tenga que llegar, sea positivo o negativo para la continuidad de la relación.
Problemas para llegar al orgasmo
No es raro que la terapia de pareja sea una instancia en la que se discuta por qué el orgasmo se hace esquivo para alguno de los dos, o ambos.
La anorgasmia, que es la dificultad para tener un orgasmo, puede tener muchos factores detrás y que difícilmente se pueden identificar sin la ayuda de un experto.

Dificultades con el convivir
La terapia de pareja se encarga también de orientar los problemas en el día a día de la pareja y que pueden amenazar la continuidad de la relación.
Estos problemas suelen ser muy diversos, y pueden contemplar desde actitudes incómodas hasta complicaciones alrededor de una enfermedad o discapacidad.
En pocas palabras, la terapia de pareja es un recurso al que tú o tu pareja pueden recurrir por la salud de la relación y su bienestar emocional. No es un espacio que indique fracaso, sino un lugar para evitar que crezcan los problemas.
Fuente: El Diario


Comparte esta noticia en las redes sociales:



Publicar un comentario

0 Comentarios