5 razones para beber una copa de vino tinto esta noche


Si durante la semana te gusta ser muy disciplinado en cuestiones de hábitos, ejercicio y alimentación, seguramente disfrutas de darte un gusto los fines de semana. Si estás dudando en descorchar esa botella de vino tino, probablemente este contenido y por supuesto lo que dice la ciencia te ayuden a tomar la decisión. El vino tinto ha sido objeto de estudio desde hace muchos años, no en vano es uno de los productos antiguos más valorados por grandes culturas y gracias a toda la evolución por la que ha pasado hoy en día existen numerosas variantes. Otro de los aspectos por los que ha sido tan estudiado se debe a sus inigualables beneficios medicinales, que en gran parte son se relacionan con las bondades de la uva y también por su artesanal proceso de elaboración. 
El vino es una bebida que se obtiene de las uvas, mediante la fermentación alcohólica de su mosto o zumo. La fermentación se produce por la acción metabólica de levaduras, que transforman los azúcares del fruto en etanol y el gas en forma de dióxido de carbono. El resultado es una bebida de gran sabor y cuerpo, que se destaca por su maravilloso contenido en antioxidantes, como es el caso de los flavonoides y una sustancia que se llama resveratrol que le confieren grandes beneficios terapéuticos, sobre todo en lo que refiere a la salud cardíaca y más. Conoce sus más destacadas cualidades y no dudes en beber una copa siempre que tu cuerpo la pida, es uno de los grandes hábitos de la cultura mediterránea para vivir más y mejor.
Beneficios medicinales del vino tinto:
1. Protege al corazón
Los componentes químicos del vino tinto, entre los que se destaca su gran poder antioxidante son los responsables de las magníficas propiedades cardioprotectoras del vino. Según un estudio revelado por la Universidad de Harvard el consumo moderado de vino tinto se asocia con un 30% menos de riesgos de sufrir un ataque cardíaco. A la vez se comprobó que protege al cuerpo de sufrir enfermedades coronarias, accidentes cerebrovasculares y aterosclerosis, también es un gran aliado para mantener a raya los altos niveles de colesterol malo “LDL” en la sangre y tiene la gran acción de aumentar los niveles del colesterol bueno “HDL”.
2. Buen aliado para combatir la inflamación
Una de las grandes cualidades del vino tinto se debe a su alto contenido en polifenoles que incluyen el resveratrol, las antocianinas, catequinas y taninos, estás sustancias se encuentran en mayor cantidad en el vino tinto y le confieren grandes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. El vino es la bebida de la dieta mediterránea esto se debe a sus cualidades curativas y a su origen natural, entre las que se destacan sus beneficios para eliminar el estrés oxidativo y sus daños, también es un buen aliado para reducir la resistencia a la insulina. Es una bebida que beneficia al organismo entero, puede ayudar a combatir todo tipo de inflamaciones crónicas y gracias a ello disminuye el riesgo de padecer una larga lista de enfermedades degenerativas. 
3. Mejora el funcionamiento cerebral
El magnífico contenido en flavonoles que aporta el vino lo vuelve un gran aliado para agudizar la mente, esto se debe a que estas sustancias ejercen un efecto protector en las células del cuerpo; esto mejora el funcionamiento de los vasos sanguíneos. Derivado de estos beneficios de manera automática mejora el flujo sanguíneo al cerebro y se evita el desarrollo de placa dañina. A la vez diversos estudios han comprobado que el consumo moderado de vino se asocia con grandes mejoras en las funciones cognitivas como es el caso de la memoria, concentración y aprendizaje.
4. Mejora la calidad de vida
El vino no sólo brinda beneficios medicinales los cuales sin duda son muy valorados, es un buen aliado en la prevención de enfermedades y beneficia la salud mental. No en vano es considerado la bebida de la dieta mediterránea, zona que se caracteriza por un menor índice de enfermedades degenerativas y por una mayor longevidad. También se han encontrado grandes bondades en sus efectos relajantes, que ayudan a disminuir los altos niveles de estrés que tanto deterioran al cuerpo. A la vez diversos estudios han comprobado los beneficios de beber moderadamente vino con una vida más larga, es por ello que diversos especialistas en nutrición recomiendan fortalecer los beneficios del vino en complemento con una dieta basada en alimentos ricos en nutrientes llenos de fibra dietética, vitaminas y minerales (similar a la dieta mediterránea).
5. Ayuda al estado de ánimo
Beber una copa ocasional de vino tinto es una sencilla manera de mejorar y subir el estado de ánimo, esto se debe a sus compuestos activos y gran poder antioxidante que actúan estimulando al cerebro y ayudan a aumentar la producción de serotonina, conocida como la hormona de la felicidad. También se ha encontrado que el consumo ocasional de vino tinto, reduce significativamente el riesgo de padecer depresión. 
Por: Lorenza Amor


Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en las redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios