11 Cosas que NO debes poner en tu currículum si quieres encontrar trabajo


Hoy, hemos compilado una lista de cosas que no debes incluir en tu curriculum vitae según lo dicho por el gerente de recursos humanos de Business Insider. Así que, vale la pena checar si alguno de estos errores está presente en nuestra carta de presentación.
11Lo primero es el diseño de tu curriculum.
Lamentamos decirte que las empresas no están interesadas en notar que eres un as del diseño de curriculums, ni es la oportunidad adecuada para mostrar tus habilidades como maestro del diseño. Lo mejor es evitar usar colores que no sean blanco, negro o incluso un poco de gris, colores neutros que demuestran elegancia, sencillez y simplicidad son la mejor manera de darse a conocer, recuerda que tu objetivo es ser leído con facilidad, entonces, céntrate en eso, ser legible. En la elección del tipo de letra, puedes elegir Arial, en caso de que fuentes como Times New Román no te parezcan atractivas, algunos usan un estilo más “divertido” con Comic Sans, lo cual es un error, tu meta no es ser gracioso en tu entrevista de trabajo, quieres demostrar que tu interés es ser profesional y dedicado. También, debes evitar usar más de una fuente en el mismo currículum. Este es un error imperdonable.
10Ten cuidado con los datos sensibles.
Actualmente es ilegal preguntar sobre nuestro estado sentimental o si tenemos intención de tener hijos durante una entrevista de trabajo o selecciones de personal. Lo mismo pasa con tu currículum. Los datos personales que no son de interés no deberían tener peso en tu presentación, como tu estado civil, número de hermanos o familiares, orientación religiosa o sexual, tus pasatiempos favoritos e incluso tu dirección no son datos necesarios en tu curriculum, Ya que se trata de una cuestión de privacidad y seguridad, además de ser algo absurdo incluir esos datos en la actualidad.
9Evita mencionar Trabajos que a nadie le importan.
Hay información innecesaria que muchas veces colocamos en nuestro currículum. Incluir experiencias semi laborales no demuestran nuestra capacidad y virtudes, pero sí definen si podemos identificar la información importante de lo que no lo es. Esa información superflua puede utilizarse durante la entrevista para aliviar el estrés y hablar de generalidades. Lo mejor será ordenar las experiencias de trabajo según su importancia a partir de las más recientes.
8Es importante introducir más información de contacto que un número de teléfono.
Debemos pensar que aquel que va a leer nuestro currículum también ha tenido que leer otros 200 en muy poco tiempo, es fácil entender lo estúpido e innecesario que es poner dos o más números de teléfono que solo confunden. Te recomendamos colocar tu email además del número de teléfono. Otro error común a tener en cuenta y que debes evitar es colocar y presumir tus redes sociales, ni Instagram, ni Facebook, en especial si tus perfiles están plagados de fotos en fiestas o memes en los que seas ofensivo con alguien más o tus discusiones políticas con otras personas.
7Ten cuidado con el uso de gráficos, imágenes y fotos.
Tu currículum no es un Power Point donde expones gráficamente quién eres y por qué eres el mejor. Ser simple es mucho más elocuente y lo mejor es que ni siquiera necesitas poner tu foto en él. Las normas de privacidad han cambiado y las empresas prefieren los currículos sin fotos.
6Sobre el uso de las “pequeñas mentiras”.
Es sumamente fácil ver cuando alguien está mintiendo en su currículum, lo mejor es ser honesto, no te expongas a pasar vergüenza en tu nuevo trabajo porque decías ser experto en un área la cual desconoces. Además, basta con llamar a tus antiguos empleos para saber si estás diciendo la verdad, evita ese tipo de situaciones.
5El salario actual y el previsto.
Escribir lo que ganas o ganaste en tu último empleo y agregar lo que esperas recibir ahora será indiscreto y letal si no consideras que no eres el único que aspira a ese cargo y que hay mucha competencia.
4Tengo “más de 15 años de experiencia”.
Así como no deben mencionarse trabajos realizados a los 16 años que no se pueden usar como referencia profesional. También debe evitarse aquel trabajo realizado hace 15 o 20 años a menos de que hayas sido CEO de una empresa con impacto mundial, es mejor destacar las experiencias recientes que dicen mucho más sobre nosotros desde el punto de vista laboral y actual.
3Los párrafos que contienen demasiado texto.
El peor error que puede cometer es cambiar el interlineado a 0,5 para colocar cualquier tipo de información sin importar cuan extenso sea. Comprende que actualmente nadie lee esos bloques de texto o solo lo hace por encima, así que evita los párrafos extensos, sé simple.
2Los pros y los contras de indicar los períodos en los que estuviste sin trabajo o de descanso.
En algunos países o empleos contratan a personas que han tomado un año sabático para viajar o tener tiempo para sí mismos. En otros, puede que no sea así y el empleador podría juzgar un año de ausencia como una falta de compromiso y una tendencia a quedarse estático.
1Evita colocar idiomas que solo estudiaste en la escuela y no dominas.
Tomaste clases de francés en la escuela o preparatoria por un tiempo, pero ¿realmente dominas y puedes usar ese idioma en un contexto laboral o cotidiano? ¿Puedes usarlo con habitantes nativos, escribirlo y leerlo a la perfección? Si tu respuesta es no, entonces no debes ponerlo en tu currículum. No importa si tienes un entendimiento básico o intermedio de un idioma, si no lo dominas y mucho menos puedes usarlo en el trabajo, por favor no lo incluyas.

Por: Verónica de Aurana

Comparte esta noticia en las redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios