Oficial acusado de matar a George Floyd trabajó con él en club nocturno latino en Minneapolis


Minneapolis, EE.UU.- El afroamericano George Floyd trabajó en un club nocturno latino con el agente blanco Derek Chauvin, el mismo que lo sofocó hasta la muerte el lunes en una detención en Minneapolis.
Chauvin, quien ayer fue acusado criminalmente este viernes por los hechos, estaba asignado a patrullar la zona exterior del negocio El Nuevo Rodeo (principalmente visitado por inmigrantes mexicanos), mientras Floyd trabajaba en la seguridad en el interior del recinto que este viernes se redujo a cenizas debido a las masivas protestas en la zona en reclamo de justicia al fallecido.
La expropietaria del establecimiento, Maya Santamaría, dijo a Univision que ambos laboraron juntos en el lugar hasta finales del año pasado.
“El señor Chauvin, el policía, trabajaba afuera, en su patrulla, y el señor George Floyd trabajaba adentro, quizás en el camerino, cuidando las puertas, trabajando con la clientela y con los artistas. Es muy posible que no tenían ninguna relación”, dijo Santamaría, quien fue la dueña del espacio durante casi dos décadas.
Chauvin, quien enfrenta cargos de asesinato en tercer grado y homicidio imprudente, trabajó en el bar – como un agente fuera de servicio- durante 16 años. “Me organizaba a los demás policías, me hacía la administración de contratar a los policías de parte del club y él determinaba quién iba a trabajar cuándo”, detalló la entrevistada.
Sobre la relación que mantenían ambos dentro y fuera del espacio laboral, la mujer dijo desconocer.
“Nunca tuvimos ese tipo de roces. Siempre trabajábamos en equipo, con una sola misión de proteger a nuestros clientes y los artistas”, se limitó a decir.
Así las cosas, persiste la posibilidad de que Chauvin le haya clavado la rodilla en el cuello a Floyd –que estaba desarmado- sabiendo quién era, mientras el detenido suplicaba que lo soltara repitiendo la frase “¡no puedo respirar!”.
Santamaría dijo que se sintió muy triste cuando vio las imágenes del ataque a Floyd. “Al policía Chauvin le faltó escuchar, entender y ser un poco más humano (…) Es muy triste que las cosas hayan llegado a este punto. Se le salieron de las manos. No entiendo qué es lo que estaba pasando por su cabeza”, comentó.
A través de las redes sociales, la mujer vio el video del incidente, que cataloga como de crimen racial. “Mis amigos que conocían a ambos empezaron a mandarme los mensajes y fue algo espantoso, horroroso, horrible (…) Fue una agresión por razones raciales”, comentó la mujer quien dijo estar extrañada con la actitud violenta de su exempleado con quien solía conversar y comer.
Chauvin sofocó a Floyd muy cerca del club donde ambos trabajaban.

Fuente: El Diario


Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en las redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios