La migración humana no la detiene nadie



De acuerdo con datos oficiales, Estados Unidos ha expulsado a más de 6.300 inmigrantes en la frontera con México, tras la aprobación de poderes de emergencia para frenar la propagación del coronavirus por Trump. Según una medida de salud pública del 21 de marzo, las autoridades federales pueden anular las leyes de inmigración existentes, lo que agiliza los procesos de deportación para indocumentados que intentan entrar a los Estados Unidos. 

Los críticos de la norma aseguran que se está utilizando como una extensión de las estrictas políticas de inmigración del gobierno de Trump. Por decisiones como esta, La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) recientemente aseguró que las medidas que se toman para controlar el coronavirus están afectando a los migrantes de todo el mundo.

“Son seres humanos, son vecinos, son familias, son personas que nuestros hijos conocen de la escuela. Se ven afectados de la misma manera en que todos nos vemos afectados por esta emergencia de salud pública. Y creemos que el mensaje más importante es tratar a las personas con dignidad y recordar que el pleno respeto por sus derechos humanos no cambia bajo estas circunstancias”,  

Dijo a Noticias ONU, el portavoz de la Organización, Joel Millman. 

Esta es una gran preocupación para quienes nos relacionamos con el tema y conocemos personalmente a cada cliente, así como sus necesidades en particular y no solo como números de estadísticas. El portavoz añadió que la Organización comprende las razones por las cuales estas medidas se están tomando, pero recordó a los países la importancia del acceso universal a la salud pública. Millman asegura que a la agencia le preocupa, como ha sucedido antes, que la pandemia se asocie con los extranjeros, los viajeros o los migrantes.

Como consecuencia muchos países han decidido cerrar sus fronteras para evitar que se expanda la pandemia del coronavirus. Millman agregó que, en general, el cierre de fronteras incita a los cruces clandestinos, lo que podría traer un impacto mayor que la migración regulada y ordenada en estos momentos en todos los países. A lo que la OIM aboga por una migración segura, transparente y regular: "creemos que es bueno que los países puedan saber quién entra y tener la oportunidad de inspeccionarlos”. Lo que concluye en que la migración humana no la detiene nadie. 

Por: Dra. JACQUELINE JIMÉNEZ
Abogada Notoria, Experta en Migración,
Capacitadora del Colegio de Abogados

Y la Academia Jurídica Nacional


Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en las redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios