Es de transmisión sexual el Coronavirus? ¿Cómo impacta la salud reproductiva?



San Francisco, California, EE.UU.- Mucho se ha hablado de las formas de contagio del coronavirus y sus efectos colaterales en áreas como la movilidad y el trabajo, pero muy poco sobre sus efectos relacionados con el sexo y la salud sexual reproductiva.
Cuando saltan las alarmas de que la única forma de evitar el contagio es mantener el distanciamiento personal surgen preguntas que muchos se hacen pero que pocos se atreven a exteriorizar: ¿Puedo contraer coronavirus durante el contacto sexual? ¿Es posible dar seguimiento a controles ginecológicos o de anticoncepción?
Para aclarar las dudas la Voz de América consultó con la Dra. Aleida Marroquín Parducci, quien tiene una especialidad en ginecología y obstetricia, además ha formado parte por muchos años de la organización médica humanitaria internacional Médicos Sin Fronteras.
De acuerdo con la Dra. Marroquín Parducci la respuesta, a la primera pregunta, es “sí”.
Y es lógico, por ejemplo, cuando uno tiene relaciones sexuales puede adquirir desde amebas hasta meningitis. En el caso del nuevo coronavirus, obviamente en cualquier tipo de relación no solo exclusivamente sexual hay riesgo de contagio.
Y si bien es cierto que la COVID-19 no es una enfermedad de transmisión sexual, en caso de relaciones con una persona que portadora podemos adquirir el virus.
El consejo de la profesional es que si tu pareja presenta síntomas tienes que seguir las recomendaciones del distanciamiento personal. La regla también aplica para parejas ocasionales.
La honestidad es hoy más que nunca fundamental por ambas partes. Si cualquiera presenta algún síntoma de gripe debe comunicarlo y dar la opción al otro de protegerse.
De acuerdo a la Dra. Aleida Marroquín Parducci las mujeres deben saber que no están solas durante la pandemia de COVID-19.
“Debemos tener claridad que la mayoría de los estudios afirman que el 80 por ciento de la población en algún momento vamos a desarrollar el virus, quizás no necesariamente tendrá el nivel de gravedad o mortalidad” que ahora presenta.
La profesional también va más allá y no limita el tema a un mero problema de dudas de sexualidad, lo enfoca desde la óptica de los derechos de salud reproductiva de la población más vulnerable.
Según un informe publicado por los CDC en 2019, en aproximadamente 17 de cada 100 mil nacimientos en EE.UU. cada año, la madre muere por causas relacionadas con el embarazo.
“Este es un momento delicado para la población femenina”, cita la profesional “ya que algo que debemos recordar es que los ovarios no descansan”, explicó e hizo énfasis en que la vida sexual en pareja ha aumentado debido al encierro; entonces surge una pregunta importante:
¿Qué pasa con la salud sexual reproductiva de las mujeres?
Uno de los riesgos que corren las mujeres durante la pandemia es descuidar su salud sexual reproductiva, perder sus controles de anticoncepción o aquellos relacionados con enfermedades más graves.
Parducci dice que actualmente casi la mitad de sus consultas en la parte privada están asociadas con emergencias en los embarazos, sangrados y la otra mitad tiene relación con situaciones por aumento de relaciones sexuales donde se presentan casos de sangrados, infecciones o dolor.
“La gente está encerrada en su casa y están teniendo relaciones arriba de lo habitual”, afirmó. Para Parducci es importante que tanto hombres como mujeres sepan que, todo encuentro sexual debe ser consensuado y seguro, ya que la emergencia se presta para que se perpetúen situaciones como la violencia de género y otras prácticas que violenten los derechos de las mujeres.
La doctora también hizo mención al estudio del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), organismo especializado entre otros temas en la salud sexual y reproductiva, el cual ha advertido que alrededor de 47 millones de mujeres de 114 países podrían perder su acceso a anticonceptivos durante la cuarentena por la pandemia.
Lo anterior, de acuerdo con lo citado por la publicación, se traducirá en alrededor de 7 millones de embarazos no planificados en los siguientes meses a nivel mundial.
Para Natalia Kanem, directora ejecutiva del UNFPA, «la pandemia agrava las desigualdades, y las mujeres y niñas que ahora corren el riesgo de perder su capacidad para planificar sus familias y proteger sus cuerpos y su salud «, afirmó.
La activista hace hincapié que a pesar de la emergencia los derechos reproductivos de las mujeres deben protegerse a como de lugar y sin ningún tipo de interrupción.
La Dra. Marroquin Parducci piensa igual y especula que los efectos a largo plazo serán catastróficos en esta materia, ya que muchas pacientes están en un limbo con su salud reproductiva. Por ejemplo, sangrados o lesiones malignas no pueden esperar tres meses o hasta que la pandemia merme, hay situaciones que requieren atención inmediata y no se les está prestando atención en especial en los países más pobres.

RSA fuente VOA

Comparte esta noticia en las redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios