Encontró el celular de un hombre que le era infiel a su esposa y le llamó para contárselo


Barranquilla, Colombia.- Una extraordinaria situación se volvió viral en redes sociales acerca de cómo una mujer se enteró de la infidelidad de su esposo por una llamada de una completa desconocida que quiso advertirle del engaño de su marido.
El hecho ocurrió en Barranquilla, en donde una mujer de unos 45 años llamada Carmen Acosta, se encontraba haciendo unas compras en el centro de la ciudad cuando de repente, se encontró un teléfono celular entre algunas almohadas que había en una tienda de ropa para caballeros.
Al ver que nadie se acercaba a tomar o a reclamar el teléfono, Carmen decidió revisarlo para ver si encontraba algún teléfono con el que pudiera ponerse en contacto con el dueño del smartphone.
El celular no tenía ningún tipo de bloqueo por lo que Acosta pudo revisar su contenido sin problema, descubriendo así una conversación de un hombre, aparentemente el dueño del teléfono, con una mujer. Por el tipo de mensaje podía deducir que se trataba de una infidelidad cometida por Gustavo Gómez, el propietario del celular.
Indignada por la situación, Carmen se armó de valor y minutos después, llamó al trabajo de la esposa de Gustavo, número que tenía guardado en el celular, para notificarle que su marido la estaba engañando.
“Yo estaba normal en mi trabajo, me entró una llamada de un numero desconocido y era mi marido diciéndome que había perdido el celular y que lo iba a reportar; minutos después me entró una llamada del celular de mi marido. Yo dije: ‘bueno lo encontró’, pero no. Era una señora que me dijo que se lo había encontrado y que quería devolverlo pero que le daba ‘cosa con ella’ no mostrarme algo que había encontrado en el celular”, contó Liliana Pérez, la esposa engañada, a un medio local.
“Dijo que me iba a enviar unas cosas por Whatsapp y después me llegaron un montón de pantallazos de una conversación de mi marido con otra mujer, donde él le decía que estaba conmigo por compromiso, porque eran muchos años de matrimonio pero que en realidad, a quien amaba era a ella; después me llegaron un montón de fotos de la tipa y de marido también y a mí no era capaz ni de regalarme un beso en la noche. Yo decidí hacerme a un lado para que viva su romance feliz pero obvio reclamando lo mío”, agregó Pérez.
Liliana recompensó económicamente a Carmen por “haberle abierto los ojos” y además, interpuso una demanda de divorcio.


Fuente: El Diario




Comparte esta noticia en las redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios