¿En qué gasta su fortuna Michael Jordan, el deportista multimillonario más rico de la historia?


Hay quien pone en tela de juicio que Michael Jordan es el mejor deportista de todos los tiempos, pero nadie puede dudar lo que dicen las estadísticas: es el deportista que más dinero ha ganado en la historia.
De acuerdo con la revista Forbes, el exbasquetbolista es poseedor de una fortuna calculada en $2,100 millones de dólares. Incluso, a nivel mundial, fuera de los deportes, es la persona número 1,001 más rica del orbe, de acuerdo a los datos del mismo medio.
Pero de aquí se desprende otra gran pregunta que probablemente ya te estás haciendo: ¿En qué gasta su dinero el deportista más rico de la historia? ¿Cuáles son sus gustos, sus pasatiempos? ¿Autos? ¿Yates?
Uno de los placeres declarados más grandes del ex número 23 de los Chicago Bulls es la bebida, y si algo ha dejado claro es que le gusta beber bien y que entre sus favoritos está el vino, en particular el pinot noir y los borgoñas; de hecho, el año pasado confesó que hacía catas de vino en su casa con sus amigos.
Otra de sus bebidas favoritas es el tequila, y no cualquiera, ya que tiene su propia marca, Cincoro, que se vende hasta en $1,600 dólares la botella más cara, que es la de extra añejo, la misma que aparece servida en la mesita que tiene a un lado Jordan en el documental The Last Dance.
“Es una bebida que me encanta, y por eso decidí hacer mi propio tequila. Si lo conseguimos vender, bien. Y si no, al menos tendré para beber gratis”, dijo en el 2019 cuando presentó su marca, en sociedad con otros tres dueños de equipos de la NBA: Jeanie Buss, de los Lakers; Wes Edens, de los Bucks, y Wyc Grousbeck, de los Celtics.

 Y hablando del documental, en la mesita junto al tequila aparece otro de sus gustos más arraigados: un cigarro cubano, algo que probó en 1991 y que se le hizo hábito dos años después, cuando fumaba uno antes de cada partido: “Recuerdo que arranqué con esa costumbre en 1993, básicamente por el horrible tráfico de Chicago. Me llevaba hasta una hora y media llegar desde casa al estadio. Y entonces, ante la tensión que me generaban los atascos, me fumaba uno para relajarme. Luego se convirtió en un ritual para todos los partidos que jugábamos en casa”.
Y como buen millonario no consumía cualquiera, ya que desde entonces elegía la marca Hoyo de Monterrey y su cigarro Double Corona, top 3 mundial para la mayoría de los especialistas. Hoy consume 5 o 6 al día y sus favoritos son los cubanos Partagas Lusitanias, cuya caja cuesta 400 dólares, y para muchos son los segundos mejores del mundo, sólo detrás del Montecristo N° 2.
Si hacemos sus gustos en consumo a un lado y nos enfocamos en las comodidades de las que le gusta disfrutar, podemos empezar con sus casas. Y la primera de ellas, el hogar de sus sueños, tardó 3 años en ser construida a su gusto y le costó 13 millones de dólares. Se trata de un terreno de casi dos manzanas ubicado en Jupiter (ciudad de Palm Beach, a 130 kilómetros de Miami) dentro del exclusivo barrio privado (Bear Club) del ex golfista Jack Nicklaus, cuyo ingreso requiere de una iniciación de 350.000 dólares y luego una cuota anual de 25.000.
La casa tiene 11 habitaciones, una piscina, un sector deportivo con una cancha de baloncesto y hasta una habitación para fumar cigarros con una ventilación especial para sacar el humo. También tiene una casa cerca de Charlotte, la cual utiliza cuando tiene que pasar días en la región por su responsabilidad como dueño de los Hornets, un poco más “modesta”, valuada hoy en $4 millones de dólares y con todas las amenidades necesarias: una pequeña cancha de golf, una piscina, un gimnasio y un sector de entretenimiento.
Además de estas, Jordan aún conserva su ya mítica mansión de Chicago, que ha intentado vender desde hace 8 años y está siendo rematada en $14 millones de dólares, aunque su valor original era de $47 millones.
Está claro que por cada cosa que le apasiona en exceso, el exjugador está dispuesto a invertir e involucrarse en los negocios para obtener más dinero a partir de algo que le encanta. Así sucedió con el tequila y también con otro de sus pasatiempos: el golf, deporte que descubrió en su época universitaria y que sigue practicando en alguno de los 12 clubes exclusivos de los que es socio en Estados Unidos.
Además, para los días en que no desea alejarse de casa, posee su propio campo en Hobe Sound, una pequeña ciudad de Florida, ubicada a solo 17 kilómetros de su nueva mansión. Se llama Grove XXIII, ocupa el espacio de 92 manzanas y tiene las características propias de un campo profesional que albergaría un campeonato. Este “gustito” le costó alrededor de $20 millones de dólares, según datos de Bobby Weed, el desarrollador.
En cuanto a transportes, Michael es poseedor de dos yates, uno para distancias cortas y otro para moverse por el Mar Caribe, este último es el más caro y está valuado en $80 millones de dólares. Jordan también cuenta con un jet privado del que se desconoce su valor.
Y debido a que desde su infancia le atrajeron los autos y las motos, el exjugador tiene una gran colección de coches de lujo, además de que es dueño de una concesionaria en Carolina del Norte, el estado donde creció. Entre sus vehículos encontramos dos Ferrari (F335 TR y 550M), dos Porsche, un Aston Martin DB7 Volante, un Mercedes McLaren SLR 722, un GTB Fiorano, un Chevrolet C4 Corvette y un coupé Bentley Continental GT, entre varios más.
Mención aparte merece su gusto por las motocicletas, ya que llegó a fundar su propia escudería en el 2004: Michael Jordan Motosports. Su equipo pasó por distintas marcas y modelos: la Air Jordan XX8 (azul eléctrico), la Jordan Suzuki GSX-R1000 y la Air Jordan XX8 camo azul. También ganó tres títulos, el Superstock Championship en 2008 con Aaron Yates, el SuperSports East Title en el 2013 con Corey Alexander y, el más importante, el SuperBike en el 2010 con Jake Zemke. En el 2014 Michael finalizó esta experiencia.


Otra de sus debilidades son las joyas, principalmente los relojes de edición limitada: tiene un Sonata Ulysse Nardin de oro blanco que cuesta $75,000 dólares, un Richard Mille RM032 que podría ascender hoy a $175,000 y el más costoso, un Urwerk 203 de $230,000 dólares, entre muchos otros.


Algo en lo que también gastó mucho dinero fue en su divorcio, ya que el acuerdo económico se selló en $168 millones de dólares.


Y ya que hablamos de escándalos, algo más que le ha salido caro es su gusto por las apuestas. Es imposible saber cuánto dinero ha gastado Michael en este rubro, pero un empresario de San Diego, Richard Esquinas, aseguró en su libro que le llegó a ganar hasta $1.25 millones de dólares en un día.
Sólo resta añadir que su fortuna también le ha llegado gracias al buen ojo que tiene para hacer negocios, y entre los que no se han mencionado, ha gastado e invertido en acciones minoritarias de los Florida Marlins de la MLB; también es el único propietario mayoritario de una franquicia de la NBA, con los Charlotte Hornets, que compró en el 2010 por $175 millones de dólares, aunque hoy en día valen $1,500 millones, pese a que sus resultados no son nada alentadores.
Fuente: El Diario
Comparte esta noticia en las redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios