El tipo de ejercicio que puede disparar el riesgo de contraer coronavirus


Sin duda, el ejercicio ofrece valiosos beneficios como mantener un peso saludable, activar el sistema inmunológico y mejorar el funcionamiento general del organismo, especialmente durante el confinamiento que vivimos por la pandemia de COVID-19. Pero los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EEUU advirtieron sobre un  tipo de ejercicio que puede disparar el riesgo de contraer coronavirus.
En un artículo publicado en su boletín de Enfermedades Infecciosas Emergentes, los CDC señalan que más de 100 personas se infectaron de COVID-19 al participar en clases de baile físico intenso en diferentes instalaciones deportivas.
Si bien, el artículo analiza la evidencia de contagio por esta vía en la provincia de Cheonan, en Corea del Sur, los CDC indican que “el ejercicio físico intenso en instalaciones deportivas densamente pobladas podría aumentar el riesgo de infección“. Esta información es particularmente importante cuando las actividades empiezan a reabrirse en EEUU.
Los 112 contagios ocurrieron entre los meses de febrero y marzo durante clases de baile fitness con ritmos latinos (zumba) que son populares en ese país asiático por su alta intensidad aeróbica. Los CDC explican que, en promedio, los asistentes desarrollaron síntomas 3.5 días después de participar en sesiones donde instructores con síntomas muy leves impartieron clases de 50 minutos, dos veces por semana.
A partir de ahí se difundió la infección: 57 casos (50.9 por ciento) ocurrieron por transmisión de los instructores a los participantes, 38 casos (33.9 por ciento) fueron transmisiones entre familiares de los asistentes y 17 casos (15.2 por ciento) fueron transmisiones a compañeros de trabajo o conocidos.
La autoridad sanitaria indica las condiciones que podrían ser clave en el contagio: clases numerosas, espacios pequeños y entrenamientos de alta intensidad. “La atmósfera húmeda y cálida en una instalación deportiva junto con el flujo de aire turbulento generado por el ejercicio físico intenso puede causar una transmisión más densa de gotas aisladas”, afirma. “Presumimos que la menor intensidad de Pilates y yoga no causó los mismos efectos de transmisión que los de las clases de baile fitness más intensas”, añade.
Por estas razones, los CDC sugieren que “el ejercicio vigoroso en espacios confinados debe minimizarse durante los brotes“.
Fuente: El Diario



Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en las redes sociales:




Publicar un comentario

0 Comentarios