DEJÓ COMO ÚNICO HEREDERO AL HIJO QUE ESTÁ EN EL VIENTRE DE SU MADRE



El artículo 725 del Código Civil Dominicano, establece que para heredar (suceder) hay que existir en el momento en que se apertura la sucesión (artículo 718 del Código Civil).

Pero es bueno saber que todo ser humano desde el instante que cae en el vientre de su madre  recibe la personalidad, es decir, es apto para adquirir derechos y obligaciones, razón por la cual, un niño desde el momento  de la concepción ya puede  heredar (suceder), en el hipotético caso que   su progenitor (padre) muera antes de la criatura nacer.

Pero para que ése único hijo o hija que aún está en el vientre de la madre pueda recibir la herencia de su padre fallecido, es necesario que el mismo, nazca vivo y viable, con condiciones seguras para vivir.

También el bebé que está  concebido (en el vientre de su madre), desde momento de la fecundación puede recibir bienes en donación (artículo 906 del Código Civil);  CONVIENE SABER que si el niño o niña nace vivo y viable, el cual su padre murió dejando a su madre embarazada, será el único heredero como hijo único del extinto padre.

Niño o niña a quien le corresponde el cincuenta por ciento (50%) de los bienes; y el cincuenta por ciento (50%) restante, le corresponde a la madre, en su calidad de esposa sobreviviente, por concepto de la comunidad legal de bienes (artículos 1400, 1401 del Código Civil).

ES BUENO SABER, que además de la importancia en el aspecto sucesoral, de que una persona hereda desde el momento de la  concepción, con la condición de que nazca vivo y viable, es decir, los niños y niñas desde que son concebidos, son sujetos de derechos, y pueden adquirir bienes, lo que en materia jurídica se conoce como EL DERECHO DE GOCE LEGAL, pero no tienen los menores de edad, la facultad de disponer de los bienes por ellos mismos, deben de estar representados por sus padres o por un tutor, lo que en derecho se llama que el menor de edad no tiene CAPACIDAD DE OBRAR.

Pero en el hipotético caso que el niño o niña muera antes de nacer, y al tener el concebido (niño en el vientre)  una personalidad y una calidad de sucesor condicional, es decir, solamente  hereda  con la condición de nacer vivo  y viable, al morir antes de nacer, y como era el único posible hijo, pasan a heredar al fallecido, los sucesores de una persona que muere sin dejar hijos e hijas, que son los padres y los hermanos del muerto (artículo 748 del Código Civil).

En éste caso, la herencia se va a partir, dándole un cincuenta por ciento (50%) de los bienes a la esposa supérstite (que sobrevive), un veinticinco por ciento (25) para los padres en partes iguales, y el veinticinco por ciento (25%) restante para los hermanos en partes iguales.


Dr. JOSÉ ALBUEZ
Abogado Notario




Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com


Comparte esta noticia en las redes sociales:




Publicar un comentario

0 Comentarios